miércoles, 29 de agosto de 2007

¿Soy un Alien?

Bueno, es un poco extraño todo esto pero no deja de ser simpático (o debería decirlo al revés?).
Sucede que cuando uno llega a un país -que no es el natal- tiene que pasar por una oficina de inmigración para inscribirse en un registro y declarar, entre otras cosas, cuánto tiempo planeas estar en ese país y cuál será tu dirección permanente -en caso que la tengas-, etc.
Lo cierto es que aqui, en Japón, esa oficina se llama Alien Registration... Cuando lo leí la primera vez no lo podía creer. Para mi, por lo menos después de aquella memorable película (no por excepcionalmente buena sino por la impresión tan fuerte qe me dejó cuando la ví siendo yo apenas una niña), un "ALIEN" no es otra cosa que un bicho raro, baboso, apestoso (recuerdo la cara de Sigourney Weaver cuando se acercaba a él), y no con buenas intenciones. Así que se imaginarán qué tal me sentí cuando tuve que dirigirme a dicha oficina a registrarme como "alien" en Japón...
La cosa no termina ahí, hasta los propios estadounidenses se autodenominan "aliens" en esta ciudad. Tienen, incluso, una publicación bimestral titulada "The Alien Times" confeccionada por y para los Aliens en Japón.
Hace un par de días pasamos a recibir los resultados del registro, y, como supondrán, ya tengo mi tarjeta oficial de ..."Alien"!!!!!!!
Así que, de ahora en adelante, espero no apestar ni empezar a babearme por ahi, ni cambiar mis buenas intenciones...

lunes, 20 de agosto de 2007

Japon... ¿unisex?

Esto es algo que me llamo la atencion desde el primer momento en que pisamos tierra, sin exagerar... En el aeropuerto, en la aduana, nos atendio un muchacho, japones por supuesto, de muy buena presencia... demasiado buena. Esto me parecio un poco raro pero con todas las nuevas impresiones de la llegada no le di demasiada importancia.
Ahora que he tenido un poquito mas de experiencias por aca he visto un poco mas de lo mismo. No se como llamarlo. Parece una moda entre los muchachos, sobre todos los mas jovenes, aunque lo he visto en hombres de todas las edades. Como siempre, no son todos, ni siquiera la mayoria, pero se ve que es una tendencia que ha ido ganando fuerza entre los hombres.
Andan super bien arreglados, la ropa impecable, todos los cabellos en su lugar (aunque sea un peinado punk o el cabello largo), los zapatos bien cuidados, la manos delicadas, las uñas cuidadas... Ya sea que lleven un portafolio o una bolsa casi femenina siempre inmaculadamente limpia... Yo creo que uno de esos muchachos debe pasar frente al espejo antes de salir a trabajar el triple del tiempo que yo empleo en eso.
No es nada malo, se ven realmente muy bien, pero no es natural. Es una tendencia al super super cuidado y la limpieza extrema que, la mayoria de las veces, les da un aire muy muy femenino. Alguna vez me sentire en confianza con alguno como para preguntarle y aclarar mis dudas. Ya les contare entonces. Por lo pronto, no puedo negar que los disfruto en la calle cada vez que los veo, hay algunos realmente hermosos.

miércoles, 15 de agosto de 2007

Nuestro depa en Tsukuba, Japon






Gracias a nuestro buen amigo Masahiro ya tenemos camara digital. Asi que aprovecho para ponerles aqui algunas fotitos de nuestro departamento en Tsukuba.

martes, 7 de agosto de 2007

Noche Magica en Ninomiya House.

Ayer vivimos una experiencia fascinante que nos obligo, incluso, a incumplir por primera vez el reglamento de Ninomiya House.
Estabamos en el Gimnasio del edificio, aprovechando para hacer algo de ejercicios antes de la hora del cierre, y de pronto llegaron un monton de chinos. Literalmente, invadieron el gimnasio (que en realidad no es muy grande). Nosotros nos hicimos a un ladito y seguimos haciendo lo nuestro, miestras aprovechabamos para entender alguna palabrita en sus conversaciones y practicar un poco del idioma....
Ellos fueron los que iniciaron la comunicacion preguntandonos de donde eramos, que haciamos por aca... Era muy divertido, porque nosotros tratabamos de soltarles las pocas palabras que conocemos del chino, y ellos hacian lo mismo con nosotros en ingles...
Hubo un momento, cuando yo termine mi tiempo en la caminadora y comenzo Gustavo, que una de ellos, una señora mayor muy muy amable se acerco y me pregunto si nosotros practicabamos algo de taichi. Le dije que si, que algo conociamos, y ella me dijo entonces que era maestra de taichi...
"Como?! Que suerte!! Podriamos practicar con usted a partir de mañana????"- fue mi reaccion, por supuesto. Pero lamentablemente ayer era la ultima noche de ellos en el edificio, porque ya hoy en la mañana salian para Pekin... "Que pena!"- me lamente. "Pero, si ustedes gustan - nos dijo la señora- hoy podemos practicar un poco".
Y en cuestion de segundos el ambiente cambio por completo, no solo la orientacion de nuestra practica (que habia sido hasta entonces solo de tonificar el cuerpo), sino que todos los otros chinos que venian con la señora inmediatamente hicieron silencio y aquel gimnasio lleno de equipos magicamente se transformo en un verde prado en plena China donde soplaba una suave brisa que marcaba el ritmo y la direccion de los movimientos de aquella mujer y sus dos improvisados discipulos...
La hora del cierre ya habia pasado hace mucho cuando la brisa dejo de soplar y nos hizo retornar al gimnasio. Entre apuros y risas para salir del lugar sin que nos llamaran la atencion, conversamos un poco con la señora y su esposo, que resultaron ser dos profesores de fisica de una universidad de Beijin. Al salir nos encontramos con el guardia del edificio a quien Gustavo trato de darle alguna breve disculpa, pero el guardia nos dedico una sonrisa comprensiva y entro, sin mas, a apagar las luces.
Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)