sábado, 31 de mayo de 2008

¿Por que esta cambiando el clima?

Últimamente he tropezado con una serie de documentales en TV muy sugerentes e informativos relacionada con el deshielo del Polo Norte. Ya se que puede sonar para muchos un tema gastado. Desde que Al Gore lo saco a la luz publica, el mundo entero ha estado hablando de esto. Palabras como “calentamiento global”, “deshielo”, “aumento del nivel del mar”, “catastrofe mundial”, “especies en peligro de extinción”… y otras semejantes dan miles de vueltas por la red, se cuelan en nuestros correos, aparecen constantemente en las noticias, en fin, que ya hasta dejaron de parecernos preocupantes. Pero, en realidad, ¿entendemos de que se trata?
Yo, lo confieso, no tenia la menor idea de que habia detrás de todo esto. Alguna vez estuve comentando con un amigo sueco, especialista en estudios del medio ambiente, y me dijo que si, que definitivamente Al Gore tiene razón, que el Apocalipsis esta apenas a medio siglo de nosotros (o menos). “Quizás no sea cierto que el agua se termine –me dijo-, pero es horrible lo que le estamos haciendo al planeta.” Yo no le entendi en aquel momento. Si les soy sincera, como tengo mi propia teoria acerca de los especialistas en cualquier cosa (siempre son demasiado exigentes con otros especialistas de su rama y tienden a exagerar la importancia de su tema), poco caso le hice.
El año pasado, cuando llegamos a Japón en pleno verano, con temperaturas horriblemente altas de las que solo escapabamos metidos en alguna habitación con aire acondicionado, circuló por los medios la alarma sobre el acelerado deshielo del Ártico. La Nasa habia tomado una fotografia de la zona, la comparó con otra tomada dos años antes y el resultado de esta comparación le dio la vuelta al mundo: el Artico se habia reducido muchisimo, quedaba poco mas de la mitad de lo que habia.
De hecho hoy, buscando datos en Internet, descubrí que en aquel momento habían calculado que en el Polo Norte quedaban poco mas de 4 kilometros de hielo permanente. Si, escucharon bien: 4 kilómetros. Y, por si fuera poco, las temperaturas habían alcanzado un record de 20 grados sobre cero. Y afirman los que saben que si aumenta un poco mas la temperatura el daño sera irreversible.
O sea, que aquella idea que tenia yo desde niña, adquirida sin dudas en las clases de geografía, de un enorme casco blanco (de hielo) cubriendo la “cabeza” (el norte) del planeta, termino desmoronándose frente a mi y fue sustituida por la imagen de una kipa (esos gorritos pequeños y ligeros que usan los judios y que les cubren solo el centro de la cabeza) sosteniéndose apenas sobre la Tierra.
No obstante, en aquel entonces, recién llegada a Japón, sin espacio en mi receptor de impresiones más que para las positivas que me llegaban a diario en este lugar, no preste atención a esta alarma. No pase mas allá de un comentario sobre el aumento de las temperaturas en Tokio –que pasaron los 40 grados en ocasiones-, y una leve especulación sobre como la ciudad se había metido en un circulo sin salida: en verano, con el calor, todos encienden sus aires acondicionados todo el dia y toda la noche; esto trae como consecuencia que los equipos expulsen al exterior aire muy caliente, lo que hace insoportable caminar por las calles a cualquier hora y provoca que la gente se cuele a sus casas o en tiendas, o en empresas y encienda (si acaso lo tenia apagado) su propio equipo de enfriamiento, lo que calienta aun mas afuera… y asi.
Luego vino el otoño, tan bonito, y el invierno con mi primera nieve. ¿Como acordarme del calentamiento global? Eso si, recuerdo una noticia que nos entristecio un tanto: en Rusia no nevo este invierno. ¿Pueden imaginarse a Rusia, la blanca, sin nieve? “Algo muy grande y malo debe estar pasando”-pense, pero en eso quedo todo. No mas un pensamiento y una mala sensación dentro a la que preferi no dar palabras.
En ninguna oportunidad anterior el tema habia logrado interesarme tanto como esta vez, gracias a estos programas, y creo que se debe a que empezaron planteando el problema de los animales, y esto me toco bien de cerca. No es que sean ellos los unicos que resultaran afectados por el deshielo, pero seran los primeros sin duda.
El problema no es sencillo. Es una gran cadena que intento explicarles a continuación.
El primer programa comenzo con la imagen de un oso polar muerto sobre el hielo. El oso en cuestion, de menos de un año de vida –que habia sobrevivido el ataque de un macho adulto de su especie (evento que nunca antes se producia porque habia suficiente espacio en el Polo para que cada oso tuviera su territorio y se moviera sin problemas)-, murio de hambre. La madre, probablemente, no consiguió suficiente comida antes de la llegada del verano para alimentarse y producir toda la leche que su cria necesitaba.
El principal alimento de los osos polares son las focas, pero ya no hay bastantes focas para alimentarlos. La foca, cuando es pequeña, es colocada por su madre en un agujero que esta hace en el hielo, para protegerla alli de los vientos frios de la intemperie. Pero sucede que el hielo ya no es ya todo lo profundo que se necesita para hacer este agujero, y cuando la foca madre lo intenta, a poco de cavar, encuentra agua.
La capa de hielo se ha hecho muy pequeña, no solo en extensión, sino tambien en profundidad. Esto sucede porque el viento ha derretido parte de la capa superior, provocando verdaderos rios que corren libremente sobre el hielo y llegan a quebrarlo. El sol llega entonces con mas fuerza al mar, de modo que el agua se calienta y se mantiene liquida.
Ahora bien, los vientos antes no eran tan frecuentes ni tan agresivos en el Polo, pero resulta que la temperatura en las tierras circundantes (que se han ido llenando de ciudades con toda la contaminación y el uso excesivo de recursos naturales que les es innato) ha aumentado, y la diferencia de temperatura que se crea en la atmosfera entre el vortice de aire caliente de la tierra y el de aire frio del Polo, produce una corriente de aire muy fuerte que se desliza entre ellos y pasa arrasando sobre la superficie del hielo.
La gente ha decidido mudarse a estas tierras circundantes al Polo, antes inhospitas, porque alli hay trabajo y buena paga, y el costo en general de los alimentos y de la vida ha aumentado mucho. Primero Noruega, y luego Rusia , decidieron explorar el Polo, las aguas circundantes, para ver si encontraban petroleo, y encontraron no solo eso, sino tambien gas natural. Instalaron gigantescas plantas de extracción de estos recursos que dan empleo a millones de personas pero, al mismo tiempo, sobrecalientan el medio ambiente.
El hombre por esas tierras ha regresado a la antigua fiebre del oro, esta vez, del oro negro, y no quisieran ustedes haber visto la actitud de aquellos hombres y mujeres que trabajan en las plantas, explotando los pozos ya conocidos, o de aquellos que exploran cada vez mas al norte de la forma mas primitiva que pueda imaginarse: abren un hoyo en el fondo marino cada cierta distancia para comprobar si alli hay petroleo o gas. Ellos solo estan cumpliendo ordenes: ¿Se esta derritiendo el hielo? ¡Mejor! ¡Asi nuestro barco puede llegar mas lejos! ¿Hay un iceberg en el camino? ¡No importa! ¡Lo movemos un poquito mas al sur y ya esta!
Detrás de ellos, para cubrirles las espaldas, estan los directivos de las grandes empresas que controlan aquellas plantas (Gazprom y compañía), afirmando que tienen metas altisimas para los proximos años que planean cumplir con la explotacion del Polo. Todo es cuestion de dinero, por supuesto. Poco les importa que esten derritiendo el Artico si cada una de esas gotas llega convertida en moneda a sus bolsillos.

Rusia, incluso, esta reclamando su propiedad sobre la cordillera Lomonosov, que recorre el Polo casi de un extremo al otro, y pasa justo por el lado del Punto 0. En el documental que vimos era entrevistado uno de los cientificos rusos encargados de demostrar que dicha cordillera esta unida bajo el mar con la plataforma rusa. “De hecho –decia el, visiblemente apenado con el asunto- ya lo hemos demostrado. Esto es muy bueno para Rusia, pero no para la Tierra.” Si consiguen que se reconozca como su propiedad y, con esto, el derecho a explotarla a su gusto y conveniencia… “¡Adiós, ultimo pedacito del Ártico!”
Pero, ¿por qué andan buscando petroleo y gas tan al norte? Porque se estan agotando las reservas conocidas en el resto planeta. Cada dia hay mas coches en el mundo, con el aumento de CO2 que esto trae. Todos quieren tener su coche, no importa si contamina o no, no importa si contribuye a la destrucción del planeta o no. Ni siquiera se lo preguntan.
Hay empresas japonesas –y supongo que en otros paises tambien- como Toyota por ejemplo, que estan buscando alternativas a los coches de gasolina. Han lanzado un nuevo tipo de coche con motor hibrido, que funciona mitad con gasolina, mitad con electricidad. Dato sorprendente es que lo coches electricos, que contaminan y gastan muchisimo menos que los otros, fueron los primeros en surgir. No les miento. El primer coche electrico lo invento Thomas Alba Edison y ya estaba listo en 1914, pero Henry Ford (ese mismo, el de los Ford) le gano la batalla y saco adelante su modelo con motor propulsado por petroleo (nuevamente, una decisión marcada por el dinero).
Cuando me entere de eso, aparte de lo perpleja que me quede por la noticia que me llegaba casi un siglo despues, me di cuenta que la teoria en que Lotman plantea que la historia se mueve por puntos explosivos es completamente cierta. Hay puntos en la historia, como este por ejemplo, en el que, como en una explosion, aparecen varias alternativas al unisono, de las cuales se escoge una y se sigue ese camino hasta que esta agotado y surge un nuevo punto de explosion. La pregunta es: ¿por qué nos hemos convertido en maestros de escoger las alternativas menos prometedoras? ¿O es acaso que las alternativas no son en si tan malas, pero las llevamos a tal extremo que se convierten en su opuesto?
Sin embargo, casi un siglo mas tarde, volvemos a los coches electricos, o aparecen alternativas como los bio-combustibles. Otro tema harto mencionado, y poco comprendido. No digo que yo lo comprenda del todo, pero me intereso en el asunto e investigo. Aquí les cuento lo que he descubierto.
Los bio-combustibles son, como les decia, una variante bastante prometedora al parecer. Contaminan mucho menos que el resto de los combustibles conocidos, porque producen un minimo de CO2, que es como elemento el principal responsable del calentamiento global. El unico problema es que para producir un barril de etanol, se necesita tanto maiz como el que alimentaria a un hombre durante todo un año. Y no hay tanto maiz (o caña de azucar o palmas, en otros casos) como para abastecer a plenitud las plantas procesadoras-productoras del biocombustible. ¿Solucion? Sembrar mas. Pero, ¿donde, si ya no quedan tierras para eso?
Aquí es donde viene el siguiente problema. Hasta ahora la respuesta que han encontrado ha sido deforestar los pocos pulmones naturales que le quedan al planeta. En Malasia ya no queda ni un centímetro de tierra sin cultivar, y en Brasil, que ahora va despuntando en la expansion agrícola que permite la producción de estas materias primas, esta desapareciendo el Amazonas, la mayor reserva verde del planeta. ¿Se acuerdan de aquellas películas de grandes anacondas en medio de una gigantesca selva tropical? Es hora de borrar esa imagen, como me paso con la del casco Artico, y sustituirla por sembrados (tan extensos como se pueden imaginar) sin un solo arbol a la redonda.
Ademas, es cierto que los bio-combustibles producen en su consumo mucho menos CO2 que otros, pero se ha calculado que la simple tala y quema de los bosques que luego se convierten en sembrados, es la mayor fuente generadora de este elemento en la actualidad. Esto es ya sin pensar en las especies animales que también se extinguirán de continuar con la deforestación como hasta ahora. Ayer decian en TV que 1 de cada 8 especies de aves estan en peligro de extinsion inminente por el aumento del CO2 en la atmosfera.
Es aquí donde entran las películas tremendistas que auguran todo tipo de catástrofes (como “El día después de mañana”, por ejemplo), todos los mails que recibimos con el tema de la deforestacion del Amazonas, todas las protestas de las tribus y los campesinos que han vivido siempre a la orilla de estos bosques y estan viendo desaparecer su modo de vida. Y tambien todas las estadisticas que nos cuentan que en estos nuevos sembrados que van apareciendo esta la esperanza de trabajo y alimentación para miles de pobres del mundo.
Es un lazo interminable, como la cinta de Moebius. De pronto parece que la realidad va a dar un giro y solo te trae nuevamente al punto de partida, quizas en otro nivel –no apostaria que mas seguro que el anterior- pero te deja como en el comienzo, es decir, sin nada concreto en las manos mas que la pena de enterarte de todo esto.
Con todas estas noticias, comprendo a cabalidad que grupos enteros de personas se dejen arrastrar por las palabras de cualquier personaje que les hable del Apocalipsis y lleguen a hacer todo tipo de barbaridades en nombre del amor a Dios o a la propia especie humana. Asi sucedió hace poco con un grupo de rusos (y es el caso de las miles de sectas que hay por ahí, escondidas o no, terroristas o no, radicales o no, liberales o no) que lograron rescatar las autoridades antes de que murieran todos de inanición en un encierro que se auto-infligieron en una cueva –bajo ordenes expresas de un loco “enviado de Dios” quien, por cierto, no llego a entrar en la cueva- temerosos del ya muy proximo fin del mundo.
Lo unico que tengo en comun con este tipo de sectarios es que no solo me bastan las malas noticias, tambien necesito ver soluciones, aunque no sean tan radicales como las de ellos. Vamos a soñar un poco.
Posibles “soluciones”:
• Dios: Una intervención divina (o extraterrestre), utopica pero posible, no es nada halagueña. La ultima vez que intervino la providencia en el asunto, según nos cuentan los libros sagrados, la inundación –¿se habran derretido los polos entonces?- termino con la raza humana.
• Conflicto belico: Una 3ra Guerra Mundial probablemente acabe con la disputa por territorios y los recursos, pero quizas acabe tambien con algo mas (¡¿nosotros?!).
• Bio-combustibles: Continuar deforestando el planeta, de modo tal que se logre una producción de bio-combustibles suficiente para que el consumo a nivel mundial cambie de orientación y disminuya poco a poco la temperatura y el cambio climatico que su aumento trae.
• Tecnología: Es posible que lo mismo que nos ha metido en el aprieto, nos saque de el. Nada excluye que el desarrollo tecnológico sea tan acelerado que encuentren una solución antes de que desaparezca la tierra por completo –con el buen decir de Kurzweil.

“De los males, el menor”-dice muy acertadamente un viejo refran. Si lo pensamos seriamente, las dos ultimas soluciones (de las que a mi se me ocurrieron, aunque puede haber miles mas, por supuesto) son las mas prometedoras: la ultima por razones evidentes, y la penúltima porque esta claro que el hombre sabe plantar árboles (aunque habría que hacer algo para salvar los animales), con lo que podria reforestar poco a poco, pero aun no hemos aprendido como “re-helar” los polos. ¿Se les ocurre algo más?
Por lo pronto, y como en esta era de la globalización el papel del individuo va cambiando y se encuentra cada vez mas cara a cara con la historia, es bueno pensar qué podemos hacer para aportar nuestro granito en esta causa. Estoy segura de que si cada uno de nosotros hace lo que esta a su alcance, sin cuestionarnos si otros lo hacen también, entendiendo que hay que disminuir el consumo (lo que implica reevaluar nuestro nivel de vida) no porque en un futuro inmediato la disminución de los recursos nos obligara a hacerlo, sino porque si lo hacemos desde hoy quizás esos recursos duren un poquito mas y se aprovechen mejor, la Tierra y nuestra propia existencia en ella podrán salvarse.

Nota:

Mencione a Rusia y a Noruega, porque eran los que aparecian en el documental (aunque tambien, por supuesto, no exoneraban de toda culpa a Japon, teniendo en cuenta que muchas de las piezas de aquellas plantas en el Polo son de factura japonesa, y que el pais ha aumentado considerablemente el consumo de gas natural que le compran, por supuesto, a Noruega). Pero estuve indagando en Internet, porque me extraño sobremanera que nada se dijera de Estados Unidos, la eterna presencia en todo conflicto mundial. Nada se dice en este caso (aunque ya dejo claro que si Rusia insiste en poseer dicho territorio, habra guerra) porque sus ojos estan lejos, sobre el Antartico, que tambien se va descongelando –aunque mas despacio- pero que por suerte, a diferencia del Polo Norte, no es un trozo de tierra de nadie. Desde hace mucho tiempo hay una junta de naciones que lo protege, que alerta y trata de encontrar soluciones para el agujero de ozono (que en esta zona es tres veces mas grande que todo el territorio de Estados Unidos) y que desde principios de los años ochenta estan trabajando –con leyes concretas- para que no desaparezcan ni las especies que alli habitan, ni el territorio en si mismo.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)