martes, 8 de abril de 2014

Estremecimiento

Es sólo una sala más, hasta que los ojos se alzan hacia el techo. 
Compadezcamos a aquellos a quienes no recorra un súbito y 
lancinante estremecimiento: están perdidos para la belleza. 

J. Saramago, Manual de Pintura y Caligrafía 

Crédito de imagen

Crédito de imagen

Techo del Salón Caballeros 24, en la Madraza de Granada.

Licencia de Creative Commons

1 comentario:

  1. Impresionan las fotografías, me imagino lo que se siente verlo en vivo y a todo color :D

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)