sábado, 8 de marzo de 2014

El par ideal

Llevo ya un buen rato mirando sus fotos. Repaso una vez más con la vista sus suaves curvas. Promete ser delicado en el trato con mi piel, sí, y tentador: enseña y oculta en la proporción perfecta. Flexible parece ser, fresco como la ya próxima primavera. Puedo imaginarme sobre él marcando el ritmo durante largo tiempo, sintiéndome a la vez hermosa y protegida, erguida y al mismo tiempo libre, sin restricción de movimientos ni asomo de cansancio...

Crédito de imagen


Licencia de Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)