Junto a la ventana

Los encantos del invierno
entran por mi ventana:
el sol, que ya se extiende
hasta la habitación;
calienta  pies y piernas,
hace brillar las alas
del insecto que busca
escapar de prisión.

Un gato se baña
indiferente a todo,
al ladrido del perro,
al sonido del viento,
al balido de un ciento
de ovejas y de cabras
que siguen cabeceando
a su amo, el pastor.

Cierra ahora los ojos,
entretente un instante
y todo se habrá ido
en pos de su silbido:
las ovejas, las cabras,
el perro y hasta el gato.

Sólo el insecto insiste
en escapar de un sueño;
en la tierra persisten
la huella y el silencio.

El sol ya no calienta
como hace un momento.


__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Comentarios

  1. Las ventanas son a las casas lo que los ojos al alma, ambos conectados entre sí sólo pueden llenar a las dos de luz :)
    Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario