miércoles, 31 de julio de 2013

Doy gracias

Doy gracias por tener un mundo interior, por haber tenido la oportunidad de crearlo a base de lecturas y experiencias, por haberle sabido dar color, olor, sabor y sonido propio, aumentándolo y enriqueciéndolo cada día.
Doy gracias por conocer el placer de sentarme tranquilamente durante horas a leer, por sumergirme en el universo de la literatura que se vuelve mío con cada giro de página, por vivir en silencio batallas, amores, desengaños.
Doy gracias por la banda sonora de mi existencia, por el latido de mi corazón, por la respiración acompasada, por mis pasos tranquilos, y por un poco de Bach, Silvio o Janis de vez en cuando a unos decibeles aceptables. 
Doy gracias por tener también un espacio vacío dentro de mí, que convive pacíficamente con todo lo anterior, y por no temerle.
Doy gracias por no necesitar llenar cada segundo de mi vida con voces, palabras, música a todo volumen, escándalos, gritos, risotadas y eructos públicos. 
Doy gracias, en fin, por no ser como mis nuevos vecinos.



__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

6 comentarios:

  1. Elena, hermoso ¿lo escribiste? si es así quisiera pedirte permiso para publicarlo obviamente con los créditos de tu autoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Christian! Ya te respondí por email.

      Eliminar
  2. Dar gracias como lo haces tú, es reconocer que si dependiera de nosotros no seríamos capaces de obtener tantas cosas, ser agradecido entonces, es mostrar humildad y dependencia de un Ser superior :D
    Me gusta dar gracias por todo, supongo que tu lista será más larga pero acá sólo aparece lo más relevante.
    Una verdadera inspiración, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo se aprende que nada está garantizado, Miriam, que estas cosas que parecen lo más sencillo no todos las tienen, y entonces no nos queda otra que agradecer por tantas maravillas cotidianas.
      Besos!

      Eliminar
  3. Ser capaz de apreciar la belleza en sus infinitas posibilidades o incluso de recrearla como tú lo haces es un don, Pelusa, y proporciona una dicha indescriptible. Hay gente que carece de él e intenta llenar ese vacío llamando la atención de los demás a toda costa... Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso agradezco, Victoriamar, en un intento de que todo esto no me abandone nunca. Besos!

      Eliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)