De relecturas con sorpresas

Les dimanches de la Rochelle
(Francine Van Hove- sitio web)

Estoy releyendo "El juego de abalorios" de Hermann Hesse. Lo leí hace más de diez años y conservo la mejor de las impresiones. Recuerdo incluso el lugar en el que solía sentarme a leerlo en ese entonces, y si me apuran mucho puedo hasta decirles qué ropa llevaba puesta en algunas de esas ocasiones. Me impresionó tanto que lo he recomendado a varias personas como un libro de esos que uno debería leer en algún momento de la vida. Sin falta.

Al iniciar esta relectura lo primero que me sorprendió fue  la época en que se desarrolla la historia de Joseph Knecht. Hubiera jurado que se trataba de algún momento de la primera mitad del siglo XX, en tanto que Hesse la ubica en el año 2400, un futuro incluso ahora muy lejano, tanto que cabe dudar si, como van las cosas, aún habrá una Tierra para ese entonces en la que pueda surgir una Castalia.  Pero esta no ha sido la única sorpresa que me he llevado en estos días.

Los primeros capítulos del libro los recordaba bastante bien, al menos de qué iba la historia, pero a medida que avanzo en esta relectura me voy dando cuenta de que mi memoria ha borrado mucho de lo que había leído con tanto interés hace una década. No recuerdo prácticamente nada salvo algunos hechos puntuales, los más importantes de la biografía del protagonista. Nada más.  Es como si estuviera leyendo un libro nuevo y desconocido para mí del que sólo hubiera leído una simple reseña. 

Y es que siempre se dice que los libros nos llegan en el momento oportuno, pero ahora veo que puede no ser así del todo. Podemos no estar abiertos a ellos en ese momento. Podemos leerlos y no entenderlos. Podemos no estar preparados para entender. Podemos no haber vivido lo suficiente para que las palabras de un libro tengan significado para nosotros. Podemos no estar listos para captar la profundidad además de la grandeza de una obra.

Quizás estos no sean libros para un momento específico de nuestra historia. Quizás sean libros para toda la vida... siempre que no los olvidemos, sepultados en el rincón de los "ya leídos" y, sobre todo, siempre que sepamos mantenernos dentro de su órbita.

__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Comentarios

  1. ¡Caray, creo que no he leído este libro de Hesse! ¡Ahora siento que no puedo perdérmelo!
    Tu forma de escribir es encantadora, seductora... ¡La verdad es que no se me ocurre una palabra justa para definirla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya va siendo hora de que le des una oportunidad, Preste Juan.
      Gracias por todos los halagos!
      Un saludo y (re)bienvenido a este espacio!

      Eliminar
  2. Vaya, que me has llevado a ese instante, dónde lo leí unas 3 veces, más o menos!!! muy buen escritor,eso creo
    un abrazo fraterno
    lidia-la escriba

    no,EN GOOGL+ NO, ENTRO,NO ME GUSTAN LOS CÍRCULOS "CERRADOS" DE LAS REDES...sabes!!
    en mi blog sí, pero ni en face, ni en otro espacio ok?
    un abrazo
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es uno de los mejores, Lidia.
      Gracias por pasar y comentar.
      Bienvenida a mi diario!

      Eliminar
  3. Pelusa, alguna vez este libro estará en mis manos y me acordaré de ti.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, bien vale la pena leerlo. Es excelente!
      Un abrazo y mil besos, querida!

      Eliminar

Publicar un comentario