De cierto plato que por sí mismo cuenta su historia.

Hoy me levanté con la idea de venir a contarles sobre el cocido que hice ayer porque aquí, además de leer, también se come a diario. 

Es una comida de lenta confección que me recordó los tiempos de mi infancia en que veía a mi madre poner desde temprano los frijoles al fuego, frijoles que ya llevaban toda una noche en remojo, y dejarlos cocer durante horas –y aromatizar toda la casa- hasta conseguir que se ablandaran. 

Es una comida suculenta de las “que levantan a un muerto” -como dice mi madre-, que indiscutiblemente viene de tiempos remotos, cuando las mujeres pasaban el día en casa y los hombres llegaban ávidos de un buen plato que les reconstituyera toda la energía perdida en el duro trabajo. 

Es un cocido con aroma a reunión familiar de domingo en casa de la abuela, de esos que lleva solo un poquito de cada cosa pero que al final llenan una cazuela enorme de caldo sustancioso, legumbres y vegetales de colores y carnes diversas, de los que tienen la virtud de alcanzar para mucha gente o para muchos días. 

"Cocido madrileño" le llaman, y también "Cocido con pelotas", que son unas albóndigas grandes como la palma de mi mano. Puede que los catalanes no estén de acuerdo pero a mí, extranjera y neófita en estos temas, se me parece mucho, muchísimo, al plato típico de estas tierras llamado "Escudella". (La receta del Cocido y la de la Escudella las pueden encontrar en Internet). 

Yo lo hice a mi manera y con lo básico: vegetales y pelotas de ternera sin legumbres ni carnes varias, y reduciendo su cocción a poco menos de una hora. Y lo serví todo junto, porque nuestra costumbre es comerlo todo mezclado en un solo plato, pero los de aquí lo sirven por separado: un plato de caldo al que a veces agregan unas pastas, otro de legumbres y vegetales, y otro de carnes. Y lo disfruté, porque huele y sabe a gloria, se los aseguro. 


_____________________________
Hoy agradezco el caldo traslúcido que me mostró su fondo, su historia, sin palabras. 

__________________________________________
Licencia de Creative Commons  Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Comentarios

  1. Nana contaba una historia que algo tenía de común con un cocido, pero ya no la recuerdo. O quizás un poco.

    Creo que eso del cocido debe ser un plato común en todos los países y culturas; el largo tiempo de cocción alguien me dijo que tembién era para ablandar no sólo granos y hortalizas, sino alguna carne u otra proteína correosa además de darle tiempo y temperatura a la grasa para integrar la "base del sazón". Un plato mágico, que comienza por agregar un poco de "lo que hay" a la olla y termina convocando a todos a la mesa.

    Muy disfrutable post hoy, Pelusilla. Abre el apetito. :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razon, Ivanius. Es un plato internacional. En la isla a un cocido similar pero sin granos le llaman "caldoza". Y la explicacion que das es muy interesante, aunque apuesto a que alguien la encontro mucho despues de "inventado" el cocido.
      Por cierto, me encantaria probar un cocido de los de Nana, o de su discipulo!
      Besos!

      Eliminar
  2. hay que rico se ve, pero me da floreja hacer las albóndigas, no se puede hace con carne para guisar, de esa que se compra ya troceada, mientras más vieja me pongo más haragana me vuelvo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vilma, yo compre las albondigas ya hechas, y las verduras para el caldo todas seleccionadas en una bandeja. De haberle puesto garbanzos, seguro que seria de los que ya vienen cocidos. En esto de la flojera te alcanzo!
      Besos!

      Eliminar
  3. Según mi poco conocimiento el cocido era originario de Guatemala, jaja, me doy cuenta que es más generalizado que otros platillos. Acá no lo hacemos con albóndigas, usamos carne con hueso, puede ser costilla de res, y se le pone toda clase de verduras aunque yo solo utilizo las básicas, zanahoria, güisquil, papa, repollo, güicoy, elote. Para servirlo un poco de arroz, aguacate, chile y jugo de limón. Mmm ya sé cual va a ser la comida del domingo ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miriam, segun los catalanes es su plato mas antiguo. En Cuba hacemos unos similar llamado "caldoza" y si preguntas seguro te dicen que es "mas viejo que Ñañá Seré" (me acabo de enterar que Ñañá Seré fueron las siete tribus primarias del Congo, de las que se dice que fueron la cuna de la humanidad).
      Que tal te quedo el cocido? :)
      Besos!

      Eliminar
    2. Me quedó delicioso!!! y hoy con los restos de verduras y carne hice una fritanga que está de rechupete :) ¡gracias por la idea!
      Supongo que este plato es el más antiguo en todas las naciones, pero con diferente nombre.
      Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario