martes, 10 de julio de 2012

De cómo alargar una media hora.

"En media hora estoy allí"- nos dijo por teléfono nuestro amigo, y yo pensé: "¿En qué podría ocupar esta media hora?" 

Me preparé entonces una manzanilla, y mientras la tomaba…


estuve escribiendo un poco en mi diario. 


Pero como al terminar aun me quedaba algo de tiempo, decidí coserle por fin un sujetador a la toalla de la cocina para que no se estuviera cayendo a cada minuto... 


Hasta que al fin llegó nuestro amigo y ya la tarde fue toda risas, tazas de té y conversación. 

_________________________
Y hablando de amigos, en unas pocas horas tenemos el debut de Tnf25 en una Nota de Agradecimiento. ¡No se lo pierdan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)