Notas sobre el 23 de abril.

El 23 de abril es un día bastante atareado. No para mí, sino para el día como tal, plagado de efemérides y celebraciones. 

Hoy es el Día del Idioma Español, por conmemorarse el aniversario de la muerte de Cervantes. 

También murieron un 23 de abril otros grandes de la literatura, aunque no sólo en español: Shakespeare, Nabokov, Garcilazo de la Vega... Por eso es que no me explico que la ONU haya decidido que este día marcadamente nefasto para la literatura fuera el apropiado para celebrar el Día del Libro. Claro que yo no soy quien para cuestionarle sus decisiones a la ONU, por inexplicables que puedan parecerme. 

Como sea, el que haya un día dedicado al libro, invento maravilloso, se agradece. Sobre todo acá en Cataluña donde, además, es el Día de San Jordi, también conocido por el bonito nombre de "Día del Libro y de la Rosa". Cómo llegaron coincidir sigue siendo un misterio, probablemente por casualidad, como muchas de las buenas cosas de este mundo. El hecho es que los 23 de abril existe la costumbre acá de intercambiar regalos: los hombres regalan una rosa a las mujeres, y ellas les regalan un libro. Bonito es, sin dudas, aunque yo preferiría que fuera un poco más justo. A mí que me den también un libro, y si viene con una rosa, ¡mejor!

_______________________________
Noticias de otro orden pero no de menos importancia: 

He retomado, y con sumo gusto, aquel proyecto tan especial de las notitas de agradecimiento. Les invito a visitarlo:



Comentarios

Publicar un comentario