Un mal viernes.

Me pregunto si todos esos que envian mensajes diciendo que acabo de ganar no-se-cuantos millones de libras esterlinas, que intentan venderme viagra, que tienen la mejor solucion para alargar mi miembro masculino, que me he ganado un viaje en crucero o tantas otras tonterias, me pregunto, digo, teniendo en cuenta aquella ley que dice que si hay oferta es porque hay demanda, si en realidad reciben alguna respuesta, si hay gente tan ingenua que les cree sus sandeces.


Update:
Acabo de enterarme de la tremebunda profecia que anuncia el Fin del Mundo para mañana sabado 21 de mayo del 2011 a las 18 horas. Con esta nueva luz, mi viernes ya no parece tan malo: he creado, he comido, he bebido, me he reido, he tratado de dominar mis emociones, me he sentido cerca de los amigos distantes... En fin, he vivido. Si se cumple la profesia, pobres de todos nosotros; si no se cumple, pobre del profeta... 
Los dejo con un autorretrato que acabo de dibujar. Asi me veo un dia antes:


Los quiero!

Imagen tomada de: Inchmarnock
_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

Comentarios

  1. Mis saludos y gracias a dios o a quien este que no se cumplió la profecía del profeta herrado. Mil besos y un lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  2. No se acabó Pelusina, aquí seguimos.

    ResponderEliminar
  3. A pagar las deudas de fin de mes... y a seguir disfrutando cada día como el pasado viernes! (pero sin susto)

    ResponderEliminar
  4. Claro que hay personas que creen en eso y en otras mas obvias., como el no me gusta de facebook pobres!

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Nada mejor que esa actitud y sonrisa 'antes del anunciado y no llegado fin del mundo'. Y del spam, yo creo que siguen porque la gente cae... ni hablar, es una de las pestes contemporáneas. Un abrazo, Pelusilla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario