lunes, 30 de mayo de 2011

Caminando por (y con) Gracia.

Hace unos dias nos fuimos de nuevo a Barcelona, en uno de esos recorridos a pie de los que proponen en el blog Barcelona a pie. Esta vez escogimos el barrio de Gracia que, por cierto, siempre ha sido uno de los que mas nos ha gustado de lo que hemos visto en la ciudad porque aun mantiene ese encanto de los tiempos en que fue un pueblito alejado de la gran urbe. La verdad es que el dia que fuimos habia demasiado calor y mucha gente en las calles, quizas por ser la hora de la comida, pero incluso asi resulto una buena experiencia. Si quieren ver los detalles del recorrido, pueden seguir este enlace hasta el blog que les mencione antes. Aqui les dejo mis fotos y alguna pequeña explicacion para que puedan disfrutarlo con nosotros.

Las Casas Ramos (1906), con su impresionante fachada modernista en la plaza de Lesseps:


sábado, 28 de mayo de 2011

De lecturas.

Me acabo de dar cuenta de que hace mucho tiempo, cuatro meses ya, que no les cuento de mis lecturas. Déjenme aclararles, primero, que por este lado del mundo se sigue leyendo y disfrutando plenamente cada página que cae en mis manos o que encuentro en el ordenador, aunque –lo confieso- no con el apetito desmesurado con que comencé el año. Resulta que pronto descubrí que a ese ritmo sería más lo que olvidaría pasado el tiempo que lo que recordaría de tantas buenas obras, así que disminuí el ritmo y, con tal de leer a conciencia, si no llego a los 50 libros al año… ¡poco importa! Pero bueno, a lo que iba, mis lecturas.

Credito de la imagen
Después de haber leído aquellos cuentos oscuros de Hoffman (que les comenté aquí junto a otros libros), me quedé con un casi insano interés por las leyendas misteriosas tan propias del romanticismo y, viviendo en España, ¿a quién mejor acudir que al famoso Bécquer? Pues sí, me fui a la biblioteca y encontré un libro con muchas de sus leyendas y pocas de sus rimas. Haciendo uso conciente de aquel derecho del lector que me permite saltarme lo que quiera en un libro, olímpicamente me salté esas primeras páginas rimadas que desde mi adolescencia y aun hoy me siguen pareciendo ligeritas, y me concentré en las leyendas que, por el contrario, hallé interesantes, escalofriantes y muy bien contadas. No puedo hacerles ahora una reseña detallada de lo que experimenté con esta lectura, puesto que ya ha pasado algo de tiempo desde que la terminé, pero sí puedo decirles muy someramente que al mirar atrás sé que no fue tiempo perdido.

Credito de la imagen
Siguiendo en esta línea, cuando devolví el libro de Bécquer en la biblioteca, pedí los Cuentos de la Alhambra de Washington Irving. Este, como el de Bécquer, fueron lecturas recomendadas por mi G. y debo admitir que a ambos me lancé con cierto recelo. Ambos títulos me traían remembranzas de la niñez y la adolescencia, y sé que cuando esta vez cayeron en mis manos no tenía yo el cuerpo para “infantilismos”. En suma, que temía aburrirme sobre todo con lo que pensaba serían cuentos de hermosas princesas moras y valientes caballeros españoles. Y sí, hubo de estos cuentos también, pero el libro de Irving resultó ser sobre todo un diario bastante detallado y apasionante de un viajero enamorado de la tierra que holla por primera vez. Pensaba encontrar historias fantásticas desde el principio, pero tardé tanto en llegar a la primera leyenda que para ese entonces ya estaba yo deseando visitar toda esa zona de Sevilla y Granada y, lo que es más, hacerlo a lomos de caballo como Irving, parando a resguardarme del calor del mediodía bajo un frondoso árbol, compartiendo mi merienda con algún labrador que encontrara en el camino, y pernoctando en cualquier pequeña fonda. Las historias fantásticas, pues, no hicieron más que añadirle encanto y un toque de misterio a la zona descrita por el autor, si acaso eso es posible. Lectura recomendable, sin dudas, sobre todo para aquellos que aman viajar tanto como nosotros.

He leído más aun. He leído El fin de la infancia, de Arthur C. Clarke que puedo resumir como un libro bien pensado, con frases inolvidables y un final demasiado catastrofista para mi gusto. He leído también dos cuentos de Pushkin, de esos cuentos que yo llamo ‘joyas redondas’: "La hija del capitán” y “La nevasca”, que me supieron como un pequeño y delicioso entrante que no hace más que abrir el apetito para una opípara comida. He leído además, porque cuatro meses dan para mucho, varios otros libros relacionados con la pintura y el dibujo para educar mi recién encontrada pasión, pero estos no creo que sean de su interés y, en todo caso, pueden ver los títulos en mi página de lecturas y preguntar si les apetece.

Así que aquí termina mi reseña de lecturas por ahora, y los dejo con una foto de los ejemplares que tengo ya en cola para leer y que espero poder reseñarles cuando los vaya terminando:




_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

viernes, 27 de mayo de 2011

Curiosidades de Barcelona

 En nuestros ultimos paseos por Barcelona, he encontrado algunas curiosidades (al menos para mi) que queria compartirles:

Una señal prohibiendo el trafico de cafeteras:


 Una tendedera de palomas:


Una pared tapizada de jamones:


Una exposicion de huevos:


Y un unicornio vigilante:


_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

martes, 24 de mayo de 2011

Cómo hacer un buen té

Si no pueden ver bien los textos,
hacer click en las imagenes para verlas mas grandes.

Bien se que a estas alturas nadie necesita que le expliquen como hacer un te, pero como la inmersion en este mundo siempre es un gusto, hoy les comparto la 'tecnica' que usamos nosotros y que aprendimos de una maestra japonesa. Les aseguro que el te queda mucho mas sabroso y estimulante de esta manera.


Necesitaremos:


El uso del Yuzamashi es opcional, por supuesto, pero es un aparatito muy util que permite controlar la temperatura del agua. En su defecto, se puede echar el agua caliente (nunca debe llegar a hervir) directamente del fuego, pero siempre procurando no echarla demasiado caliente sobre el te para no quemarlo.









¡Espero que les haya gustado!
_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

viernes, 20 de mayo de 2011

Un mal viernes.

Me pregunto si todos esos que envian mensajes diciendo que acabo de ganar no-se-cuantos millones de libras esterlinas, que intentan venderme viagra, que tienen la mejor solucion para alargar mi miembro masculino, que me he ganado un viaje en crucero o tantas otras tonterias, me pregunto, digo, teniendo en cuenta aquella ley que dice que si hay oferta es porque hay demanda, si en realidad reciben alguna respuesta, si hay gente tan ingenua que les cree sus sandeces.


Update:
Acabo de enterarme de la tremebunda profecia que anuncia el Fin del Mundo para mañana sabado 21 de mayo del 2011 a las 18 horas. Con esta nueva luz, mi viernes ya no parece tan malo: he creado, he comido, he bebido, me he reido, he tratado de dominar mis emociones, me he sentido cerca de los amigos distantes... En fin, he vivido. Si se cumple la profesia, pobres de todos nosotros; si no se cumple, pobre del profeta... 
Los dejo con un autorretrato que acabo de dibujar. Asi me veo un dia antes:


Los quiero!

Imagen tomada de: Inchmarnock
_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

jueves, 19 de mayo de 2011

Balance de impresiones.

Algo que nos enseñaron nuestros amigos japoneses es la importancia de hacer un pequeño balance de los aspectos positivos y los negativos después de terminada cualquier actividad, ya sea un viaje, una fiesta, una práctica... Eso ayuda a evitar errores en nuevas oportunidades y garantiza de alguna manera que todo el esfuerzo no quede en el aire, proclive al olvido.
___________________
-¿Qué fue lo que más te gustó de este viaje?- me preguntó G uno o dos días después de regresar de Valladolid.
-¡Difícil pregunta!- le esquivé y me puse a husmear entre los recuerdos de las recientes vivencias  buscando una respuesta. Todo era lindo, nuevo; todo estaba recubierto por la magia de lo por descubrir pero…
Si hubo algo que aprendí en este viaje, a golpe del más puro dolor y sufrimiento, es que los zapatos deben estar pensados más para la comodidad y protección del pie que para la belleza. Llevé conmigo un par de zapatos de tacón alto que me sirvió para los eventos “oficiales” solamente, y unas ballerinas recién adquiridas, blancas, ligeras, sencillas… aparentemente el colmo de la comodidad. Fueron estas las que escogí para el viaje de ida y fueron las responsables de que anduviera con mis pies adoloridos todos los días de nuestra estancia allá: la suela era demasiado delgada por lo que mis pies palparon como si estuvieran descalzos cada uno de los accidentes del terreno que pisaban, y el material que cubre el pie era tan pero tan ligero que no ofrecía ningún tipo de soporte… Por suerte, mujer precavida, llevé un tercer par de zapatos de tacón bajo y material protector pero ya el daño estaba hecho y mis pies dolieron y dolieron cada día pasado en Valladolid.
Así las cosas, y para responder finalmente a la pregunta de mi G, ¿saben qué es lo que recuerdo con más agrado, aquello a lo que están atadas mis más gratas impresiones de este viaje? Ni más ni menos que el hotel en que pernoctamos, justo en esos momentos en que regresábamos después de todo el día de andanzas, me quitaba los zapatos y posaba mis doloridos pies en el piso fresco. ¡Aaaahhh! ¡Qué momentos aquellos!

Estatua de peregrino en el camino de Santiago, en la ciudad de Leon, España.
Imagen tomada del blog ApunteS + ó - RaroS

_________________________________________________ 
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

miércoles, 18 de mayo de 2011

Nota dificil.

Hoy venía a publicarles una nota simpática sobre nuestro último viaje a Valladolid, pero este mundo virtual suele ser un tanto tramposo, ¿sabían?
Hace unos días regresé a Facebook, después de mucho tiempo sin asomarme por allá y, buscando a un amigo por su apellido, encontré el perfil de su prima prematuramente fallecida unos meses atrás con su foto sonriente y, justo al lado, el nunca tan irónico botoncito de “+Agregar a mis amigos”.
En Flickr, otro sitio con un carácter diferente pero que también hace las veces de red social, me encontré admirando la obra muy reciente de un acuarelista. Creo que hasta le dejé algún comentario sobre su floreciente creatividad antes de leer, pocos días después, un mensaje de su hija diciendo que el artista acababa de morir de una repentina enfermedad.
Hoy, gracias a una noticia de Yahoo, me encontré leyendo una entrada post-mortem que dejó programada un blogger. Tétrico, lo sé, pero confieso que no pude parar de leer hasta el final las últimas reflexiones de este hombre que comenzaba diciendo "Here it is. I'm dead, and this is my last post to my blog." y terminaba encomiando la vida: “The world, indeed the whole universe, is a beautiful, astonishing, wondrous place. There is always more to find out.” Toda una lección.
Mi nota simpática bien puede esperar a mañana.

_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

martes, 17 de mayo de 2011

Barcelona a pie.

Después de más de dos años viviendo cerca de Barcelona y visitándola de vez en cuando, la perspectiva de ir de paseo por la ciudad siempre es excitante pero ya empieza a surgir una vocecita interna que inquieta te dice: “¿Barrio gótico otra vez?!” Por eso, y porque en el fondo intuyo que aun nos queda muchísimo por ver y conocer en la vieja Barcino, ante el inminente paseo del lunes, el domingo decidí buscar en Internet otras formas de visitarla. Así fue como encontré el blog “Barcelona a pie” cuyo autor, un enamorado de su ciudad a todas vistas, propone varios recorridos para realizar caminando por diferentes barrios y explica detalles curiosos o datos históricos relacionados con el lugar. Recorridos turísticos, sí, pero no como esos que se hacen con un guía que te lleva por un itinerario establecido y que recita por enésima vez lo que ha aprendido de memoria, sino como los que se hacen con un amigo que te muestra los rincones más interesantes y queridos de su ciudad. Ayer, pues, nos fuimos siguiendo las recomendaciones de nuestro “amigo virtual” a caminar el barrio del Poble Sec, en las faldas del Montjüic, y resultó un paseo encantador. Les dejo un link al post del blog Barcelona a pie con el recorrido propuesto, y nuestras fotos de los puntos que nos resultaron más interesantes, para que puedan disfrutar con nosotros de este paseo.

El antiguo "Petit Moulin Rouge", avenida Parallel

viernes, 13 de mayo de 2011

Simplicidad: divino tesoro

Ensalada Caprese: 
Deliciosa y refrescante: ¡ideal para el verano!

Ingredientes:
  • Tomate (mejor si son de los llamados "corazon de buey", aunque cualquiera funciona)
  • Queso Mozzarella en rodajas.
  • Albahaca
  • Aceite de Oliva
  • Sal al gusto
Presentacion:

Imagen via Wikipedia
(Ayer la conoci, hoy soy una nueva persona!)

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

martes, 10 de mayo de 2011

Valladolid: brevisima reseña de un viaje.

El lenguaje suele ser a veces muy preciso, aunque sea una metáfora lo que usemos para expresarnos. No sé cuál es el misterio pero lo cierto es que hay lugares que literalmente te roban el corazón. De lugares así no se regresa nunca del todo. De visitas como esas, como de algunas lecturas o del encuentro con algunas obras de arte, uno no escapa indemne: a partir de entonces ya no seremos nunca los mismos.
Japón fue uno de esos lugares que atrapó parte de mi alma. Otra parte ha quedado recientemente en Valladolid. Cinco días y cuatro noches fueron más que suficientes para que el embrujo de esa ciudad me atrapara. Quizás ayudó la primavera que lleno las calles, jardines y balcones de flores y olores para nosotros. Quizás ayudó también nuestro gusto por la historia y la literatura…
Y es que no he conocido otro lugar donde la historia y la literatura estén tan vivas como en Valladolid: los edificios centenarios (antes palacios o cárceles y ahora bibliotecas, museos o salones de concierto) están llenos de juventud, alegría, música y bailes de la mañana a la noche; las calles enredan al paseante como laberintos misteriosos, y lo premian con una deliciosa placita, un pasaje encantador, en fin, un regalo para los sentidos a cada vuelta de esquina sin que falte en los lugares más inesperados una tarja con un verso de Zorrilla o un fragmento de Cervantes o de Miguel Delibes, que remiten a una u otra parte de esta ciudad… Incluso para aquel viajero que va por libre y no gusta de atarse al clásico recorrido turístico que ofrece el ayuntamiento, resulta fácil ir descubriendo la grandeza de esta, en apariencia, sencilla ciudad.
El vallisoletano, ya sea un académico desde el podio de un congreso internacional o un barman al otro lado de la barra sirviéndote una copa de un buen Ribera del Duero (denominación de origen vallisoletana, como no), vive orgulloso de su ciudad en la que alguna vez radicó la corte real española, y de los personajes célebres (vallisoletanos ilustres, como les llaman) que en ella vivieron largamente como los grandes Zorrilla y Cervantes, de los que la visitaron de paso como Góngora o Quevedo, o de quienes vivieron sus últimos días allí como el propio Colón. Te cuentan con un brillito en los ojos que en Valladolid se habla el mejor castellano de toda la península, te aseguran que allí vió la luz parte del Quijote, te recriminan si acaso no te alcanzó el tiempo para ver tal o cual museo, y hasta te incitan a probar al menos un vino de cada una de sus cuatro denominaciones de origen.
No salimos de la ciudad del Pisuerga. No vimos ni uno solo de sus más de veinte castillos. No pisamos las bodegas donde preparan sus famosos vinos. No visitamos el lugar donde Don Juan Manuel escribió su “Conde Lucanor”, ni tampoco aquella villa donde Lope de Vega hizo nacer, vivir y morir a su “Caballero de Olmedo”. Pero aun así regresa uno cargado de recuerdos, sin creerse aun que el viaje haya terminado, y prometiéndole a su propia alma regresar algún día a por más. 

Plaza Mayor de Valladolid.

lunes, 2 de mayo de 2011

El mundo se mueve deprisa.

Esa fue la sensacion que tuve hoy al escuchar la noticia de la muerte de Bin Laden, justo una semana despues de que desapareciera tambien mi bien querido Sathya Sai Baba. 
Los que me han leido anteriormente saben que siento cierta inclinacion hacia los temas esotericos, misticos, sin perder -si acaso esto es posible- el punto de vista racional. Dicho esto puedo comentarles que la desaparicion de un centro del mal tan poderoso como Bin Laden, y uno del bien tan igualmente poderoso (o mas) como Sai Baba, supondria una especie de equilibrio de energias a nivel mundial. Pero no lo creo. Lamentablemente, son muchos los 'centros del bien' que han ido desapareciendo (Krishnamurti, Juan Pablo II*...) sin dejar relevo. 

El mundo se mueve deprisa, es cierto. La gran pregunta es si sabe adonde se dirige.

*Hay mil opiniones diversas sobre los tres "centros del bien" que menciono aqui. Para mi siguen siendo "centros del bien", no importa lo que opinen otros.
Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)