domingo, 27 de febrero de 2011

¿Les gustan los museos?

Pues no pueden perderse este nuevo Art Project de Google, que con una tecnología como la del Google Street View, el sitio permite visitar varios de los principales museos del mundo e inspeccionar al detalle cada una de sus obras. ¡Genial!



_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un encomo la del Google Street View, el sitio permite visitar varios de los principales museos del mundo e inspeccionar al detalle cada una de sus obras. ¡Genial! lace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

sábado, 19 de febrero de 2011

Los hermanos Gatománsov (video)

Hola!
Me asomo por aca solo para compartirles un nuevo video que auguro sera todo un exitazo en la web. Se trata de Los hermanos Gatománsov, un nuevo duo que nos interpreta una conocida cancion. ¡Espero que les guste!



_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

jueves, 17 de febrero de 2011

Noticias de la Pelusa

Estoy atravesando una especie de lapsus creativo que no se cuanto dure.
Por ahora pueden encontrarme a diario (o casi) en mis otros dos blogs -click en las imagenes para llegar a esos otros mundos-:




_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

viernes, 4 de febrero de 2011

Estrategias empresariales.

Disculpen la ausencia pero he estado un poco ocupada por acá y no me he dado el tiempo para sentarme a escribir. Hoy, de hecho, vengo solo a contarles una pequeña anécdota que me acaba de suceder. Fui a la tiendita más cercana, que dice ser una papelería pero que en realidad vende de todo un poco, a comprar una fosforera. 

- ¡¿Una queeeé?! – se sorprendió el vendedor.
- Si, chico, uno de esos aparatitos para encender fuego.- le aclaré.
- Aaahh!!! Un mechero! Es que nunca le había oído nombrar así…, aunque tiene su lógica – reconoció después de un rato. 

Y bueno, que después de sobreponerme al asalto a mano armada que supone que te cobren un euro  -un "eurillo", como siempre le llaman para que parezca poca cosa- por una sola fosforera (o mechero, o encendedor o como quiera que le llamen), me pregunta el muchacho que de qué modelo la quiero, y como le digo que cualquiera me da lo mismo con tal de que funcione, va y me muestra una llena de corazoncitos color rosa. 

- Nooo, hombre, pero ese no. ¿O es que me has visto cara de Barbie?
-Bueno, es que es el modelo que mas se vende por estas fechas… -y deja la frase en el aire el tiempo necesario para que yo haga todo tipo de asociaciones referentes al 14 de febrero.
- Ahhh! –me hice la sorprendida – Ya entiendo! Pero no, a mi dame otro… Déjame ver de nuevo los modelos que tienes… Mira, dame este que está bien bonito…



El muchacho me mira y se ríe, no sé si por mi elección o por el atraco que terminaba limpiamente conmigo… El hecho es que regresé a casa y estuve luego una media hora divirtiéndome en Youtube con los animados de esta simpática muñequita. ¡La magia del mercado!

¡Buen fin de semana!
_________________________________________________
Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

miércoles, 2 de febrero de 2011

Más música (que ya es miércoles).

Ya que ayer les conté un poco (o un mucho –la apreciación depende de ustedes) sobre mi experiencia con la música, hoy quiero hablar poco y compartirles más, trayéndoles una fórmula básica que acabo de descubrir gracias a mi G y que me encanta:

Buen Jazz + Música Clásica + excelente interpretación = Paquito de Rivera regalándonos su versión de un Adagio de Mozart.

¡Espero que lo disfruten!




Licencia de Creative Commons


_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

martes, 1 de febrero de 2011

El placer de la música

Anoche estuve escuchando música. Aparentemente no tiene nada de extraño porque todos los días, varias veces incluso en una jornada, escucho música. Sin embargo anoche, sentada frente a la tele (transmitían un concierto de música clásica) con una taza de infusión en las manos, mientras la música sonaba en torno a mi, dentro de mí, la sensación que sentí fue completamente diferente a la que experimento a diario cuando la música, lejos de ser protagonista, cumple solo la función de acompañamiento de alguna de mis actividades.
Antes, en la Isla, solía asistir a conciertos casi cada semana. Los domingos iba sin falta al concierto de la mañana en el teatro Amadeo Roldán, y la noche de los sábados o los viernes, con mucha frecuencia, asistía a alguna que otra sala de conciertos en el Vedado o en la Habana Vieja… dondequiera que se presentara la oportunidad de sentarse a escuchar buena música en vivo. Y mucho antes, cuando aún no conocía la música clásica, no me perdía yo un concierto de Rock o de Trova que sonara en cualquier lugar de la Habana.
Porque esas, el Rock y la Trova, fueron mis primeras aficiones musicales, las primeras que escogí concientemente y quizás como rechazo a la omnipresente Salsa. Escuchar lo que mis padres y mis vecinos consideraban ‘música de locos’ fue parte de mis primeros intentos de independización. Pero un día alguien me prestó un cassette (en ese entonces los CDs ni se conocían) para que escuchara algo de Rock, ya no recuerdo qué. Cuando terminó el primer lado del cassette le di la vuelta y, para mi completa sorpresa, comenzó a sonar la Pequeña Serenata Nocturna de Mozart. Por supuesto que en ese momento yo no tenía ni idea de quién era Mozart ni de qué era lo que estaba escuchando, pero decidí darle una oportunidad y lo dejé sonar.
La música me invadió como ninguna otra lo había hecho hasta entonces. Mi todo interior comenzó a vibrar de una manera muy peculiar y yo, para dejar salir aquello que me movía, recuerdo que me puse a saltar sobre la cama. Ahora me parece hasta simpático, pero en aquel momento fue esa, aunque absurda, la única manera que encontró mi cuerpo para armonizarse y, de alguna forma, mantenerse de una pieza entre el sonido exterior y la vibración interior.
Ese fue el momento en que cambió mi gusto musical para siempre. No dejé de escuchar otros tipos de música. De hecho, la incorporación de la música clásica en mi formación me permitió aprender a distinguir, apreciar y disfrutar la buena música sin importar su género. Aunque debo reconocer que eso que sentía cuando escuchaba música clásica nunca lo pude encontrar en ninguna otra.
Anoche, pues, estuve escuchando música. Primero interpretaron a Mozart, luego a Debussy y para finalizar, Gluck. Cerré los ojos y me deje llevar por las sensaciones que me provocaba… ¿Cuánto tiempo hacía que no me sentaba a escuchar música por el simple placer de hacerlo? ¿Cómo nos alejamos poco a poco, sin apenas darnos cuenta, de los placeres más sencillos y completos?

_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!
Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)