lunes, 22 de noviembre de 2010

Diablillo de guardia.

Hoy me he levantado con el diablillo de guardia y vengo a torturarlos:

Hemos estado pensando muy seriamente en inaugurar una nueva religion por estos lares: Levantariamos un pequeño altar en una esquina de la cocina. Oficiariamos cierta ceremonia cada noche con un poquito de miel, la clara de un huevo y un puñado de almendras a modo de ofrendas. Eso si, todo debe quedar dispuesto en platitos separados y no mezclados en uno solo. No son necesarias velas pero si un pequeño mortero, preferiblemente de madera. Estamos casi seguros de que si llegamos a ser persistentes con nuestras ofrendas, un buen dia en la mañana, San Turron nos dejara una de sus creaciones como regalo navideño.



¿Se acuerdan de que hace poco les hable de las Navidades adelantadas? Pues Papa Noel ya encontro su camino hasta nuestro hogar este año con uno de estos turrones recien elaborados por manos xixonesas que, dicho sea de paso, no creo que llegue hasta Navidad. ¡Les juro que no hubo chantajes ni amenazas de por medio!



_________________________________________________ Licencia de Creative Commons
Diario de la Pelusa es un blog escrito por Elena Brito (Pelusa) y esta bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
O sea: Pueden copiar de este blog uno o dos articulos (no mas) para usos no comerciales, sin cambiar nada en ellos y cuidando de poner siempre un enlace a este blog como referencia o fuente. Asi quedamos todos en paz. ¡Gracias!

5 comentarios:

  1. Creo en el turrón, y su facultad de elevarnos desde el cielo de la boca al cielo eterno de los gozadores de la vida. El turrón es mi fe, mi tentación, y mi caída. Que no me duele por estar redonda y acolchonada por todas partes, de tanto comer turrón. Amén.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja!!! Buenisima oracion, Silvi! Yo creo que con eso si nos ganamos el regalito extra para navidad, no?
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. wow ver esas fotitos me abrio el apetito.. no se por que!! genial!!!

    ResponderEliminar
  4. Este post, confieso, me ha puesto de mal humor. Me he preguntado cuál ha sido la causa y la repuesta llegó con otra pregunta: Por qué no venden turrones en Suecia, por qué, eh, por qué?

    ResponderEliminar
  5. Raptor: Por que sera? No me imagino!

    Misu: No los venden?? No puedo creerlo! Tan cerca pero tan lejos, no? Y por internet no puedes comprarlos? Estos son de la tienda Planelles Donat. Llegate por su pagina (www.planellesdonat.com) y a lo mejor los consigues! Besos!

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)