Oda a la higuera. Virtudes y mas virtudes de las mermeladaceas.

Despues de casi una semana comiendo higos a diario hemos llegado a varias conclusiones:

  1. El comer higos mejora el lenguaje: Cada vez que probamos un bocado tenemos que encontrar nuevos y elaborados terminos para definir la sensacion que nos produce. 
  2. El colectar higos se ha revelado como una de las rutinas de ejercicios mas efectivas, que incluye caminatas, estiramientos, flexiones, salivacion y muchas risas.
  3. Los higos frescos, recien cogidos de la higuera, aportan muchas enzimas y, por lo visto, elevan considerablemente los niveles de endorfinas (la hormona de la felicidad) en el organismo, por lo que recomendamos efusivamente una o dos higueras en los jardines de todo tipo de instituciones adonde nos veamos obligados a acudir por razones de papeleo burocratico. 
  4. Tambien son una importante fuente de vitaminas y minerales: contienen potasio, calcio, magnesio, hierro, sodio, y vitaminas A, B1, B2, B3, vitamina C, pero sobre todo vitamina Ñ. Al consumirlos no puedes dejar de decir "¡¡Ño, pero que rico esta esto!!"
  5. Si hubieramos sido nosotros los primeros humanos, Adan y Eva, la serpiente lo hubiera tenido bien dificil a la hora de tentarnos con una manzana. Probablemente nunca hubieramos sido expulsados del Eden. Otra cosa hubiera sido de habernos ofrecido en su lugar un par de higos.

Comentarios

  1. Qué bien se ven esos higos. Los he comido, pero en pocas ocasiones y no tan maduros como en la foto. Se me hace la boca agua.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Me encantan los higos!!! Esos higos se ven de rechupete... y a mí me hubiese pasado lo mismo en el Paraíso si me hubiesen ofrecido la manzana (aunque también me gustan). Hoy te tengo mucha, pero muchísima envidia, Pelusilla, entre los higos y las lecturas, ni modo, tenía que decirlo. Ha sido un placer pasar por acá, pero como Cenicienta, estoy a punto de convertirme en calabaza: ¡pufff! ;o)

    ResponderEliminar
  3. Qué risa, Pelusita! Y qué grandes verdades!
    Me has dejado pensando en lo de Adán y Eva porque entre un higo y una manzana, me voy por el higo, y eso que no lo he probado.
    Ahora bien, Adan y Eva tenían acceso a los higos, según parece, ya que se cubrieron con hojas de higera sus sexos, al sentir verguenza de andar desnudos, después de comer manzana. O sea que tuvieron su chance de estar aún en el paraíso, y la historia de la humanidad sería diferente. Por ejemplo, no existiría la industria textil, ni el fenómeno mediático de la moda.
    Por qué entonces eligieron la manzana?
    Tal vez no era temporada de higos y la serpiente se aprovechó de esa circunstancia?
    O sería que la manzana, al estar prohibida, los tentaba más ?
    Hum.
    Da qué pensar.
    Yo quiero el higo de la foto!!!! Please!

    ResponderEliminar
  4. Misuangelo, te aseguro que son deliciosos!! Es la unica planta que conocemos del genero de las "mermeladaceas". Cuando estan en su punto, lo que tienen dentro es pura mermelada! Besos!!

    Palomita: A mi me gustan las manzanas tambien, pero no tanto como los higos. ¡Y estos estan buenisimos! Yo soy la que te tiene envidia... Muero de ganas de comerme unos buenos tacos, o unos tlacoyos de maiz azul rellenos de requeson... mmmmm!!! ya estoy salivando! Y lo de las lecturas, no te preocupes, cada cosa tiene su tiempo. Besos!

    Silvita: Siempre tengo manzanas en casa, pero las uso para darle ese toquecito especial a las ensaladas verdes. Me gustaban mas cuando estaba en la isla y solo las conseguias carisimas (y no muy buenas) en cierto mercado en Miramar. Aqui son muy buenas, por supuesto, pero es en general una fruta demasiado seca para mi gusto. Nunca he logrado comerme una entera!
    Por eso, me inclino por la idea de que era la fruta perfecta para tentar a Adan y Eva, porque era la prohibida. Y es probable que no estuvieran en epoca de higos tambien, sino estoy segura que al acercarse a la higuera para cubrirse, hubieran olvidado su proposito inicial y se hubieran entretenido comiendo higos. jajaj!
    Tambien puede ser que la serpiente tuviera buena labia, y les vendiera la manzana como lo mejor!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. orale creoq ue debo probarlos alguna vez aqui en mexico no eh encontrado higos!!

    ResponderEliminar
  6. Raptor, si que los hay en Mexico. En casa de un amigo habia una higuera, no de las mejores, pero huguera al fin. Busquelos no mas! Me extraña que no haya en los mercados. Estamos en plena epoca de higos!

    ResponderEliminar
  7. Los higos que yo conocí de niño eran morados por fuera y por dentro. Luego he visto algunos como éstos que pones, pero prefiero aquellos aunque ambos son muy dulces cuando están en su punto.

    De los higos morados hay incluso un bello cuento llamado, me parece, "La leyenda de Figaró" o algo así, que también leí hace muchos años. Creo que forma parte de los cuentos de los Hermanos Grimm. Ya lo buscaré para releerlo.

    Mientras tanto, gracias a tu post recordé también que en el supermercado venden una muy buena mermelada de higos verdes, y no pude resistir. Hoy viernes, o mañana, pan tostado con mermelada de higo. Beso.

    ResponderEliminar
  8. Ivanius:
    A pesar de los pesares, no deja de ser un placer leer sus comentarios.
    Higos hay de varias especias, y todas han de ser excelentes... en su punto!
    Por aca se esta comiendo ultimamente la mermelada a mordiscos y viene en tarros verdes y con una marcada forma de pera. ;)
    Con desayunos asi, no hay fin de semana que no sea bueno! Disfrutalo!
    besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario