lunes, 27 de septiembre de 2010

Chicos malos.

Cuando los chicos malos andan tentando la suerte, ¿que puede suceder?

Es mi turno en:



Y para no perder la costumbre de las recomendaciones luneras (o lunaticas?), les cuento que acabo de leer una entrada en el blog de Diana que me hizo recordar una de las grandes fuentes de mi formacion. Cuando era niña solia ir todas las tardes a casa de mi mejor amiga y, en lugar de acompañarla en sus juegos con muñecas, pasaba horas y horas frente al librero de su abuela leyendo "El tesoro de la juventud". Asi que me puse a buscar en internet, solo para alimentar mi nostalgia, y encontre un sitio en el que alguien (de Argentina) va transcribiendo poco a poco algo de esa valiosa enciclopedia: El tesoro de la juventud. 
Es poco lo que hay aun, pero si tienen tiempo, dense una vuelta por alli. Nunca sera tiempo perdido. 

2 comentarios:

  1. Tiempo perdido seguramente que no. Tengo un remoto e indefinido recuerdo de haberlo visto en la casa de mi abuela, cuando yo era muy chiquito.

    Gracias por tu visita.

    BESOTES LUNEROS GUAPA!

    ResponderEliminar
  2. Nunca fui de leer mucho dejame decirte, pero espero ponerle al corriente con algunos libros y recomendaciones que das.

    Yo mas bien era ninio trvieso de los que se dan vueltas por todos lados

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)