jueves, 22 de julio de 2010

Inspiracion para el concurso (II)

Cosas que causan estupor.
  • Mientras una limpia una peineta, algo se enreda entre los dientes y esta se rompe.
  • El carruaje en el que una viajaba se ha volcado. Una hubiese imaginado que un objeto tan solido y grande permaneceria siempre sobre sus ruedas. Todo esto parece un sueño, increible y sin sentido.
  • Un niño o un adulto espeta sin tacto algo que incomoda a cierta persona, cosas que debia evitar hablar, por respeto, delante de aquella.
  • Toda la noche una ha esperado a un amigo, que pensaba debia llegar con seguridad. Al amanecer, justo cuando una se ha olvidado de el por un momento y se ha quedado al fin dormida, un cuervo grazna fuertemente y una se despierta con brusquedad. Ya es de dia y una queda presa de estupor.
  • Jugando a "pares e impares", una pierde dos veces seguidas.
  • Alguien, frente a otra persona, habla con firmeza de cosas que no conoce, que no ha visto ni oido, sin que su interlocutor lo pueda contradecir. ¡Pasmoso!
  • En la competencia de tiro al arco, uno trepida y duda por largo rato; cuando finalmente suelta la flecha, esta, desplazada, vuela en la direccion equivocada.
Tomado del Libro de la Almohada, de Sei Shonagon

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime lo que piensas y te diré quién eres.

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)