La hora de poder.

A las seis se hizo subitamente de dia, con esa rapidez peculiar de las regiones tropicales, que no conocen ni la aurora ni el crepusculo. (Julio Verne)
Ah! Cuantas veces no he pensado yo lo mismo sin saber como ponerlo en palabras! Lo pienso cada dia cuando comienza a bajar el sol, sobre las siete de la tarde, y se que el reloj marcara las nueve, y aun mas, sin que la oscuridad haya caido completamente sobre estas tierras. Tuve que salir de mi pais, tuve que abandornar el tropico, para conocer esta sensacion tan particular llamada atardecer. El sol parece no querer abandonar el mundo, el dia parece no terminar nunca, la noche parece no querer desperezarse y avanzar. 
Despues de tanto tiempo, solo ahora me es dado comprender (y vivir) lo que queria decir Don Juan cuando hablaba de la "hora de poder".

Comentarios

  1. Hola Elena. Un beso.
    Sé que no interactuo mucho, pero suelo leer tu blog y sus secciones. No puedo asomarme por ningún link al Rinconcito de G. Sabes si a otros les pasa lo mismo.
    Fide te manda saludos. Estamos en el trabajo. Hace unas tres horas regresamos de Viñales, desde el martes andábamos por allá.
    Quizás no sea este un comentario para publicar, al menos completo. Disculpa.
    Dime algo del Rinconcito...

    ResponderEliminar
  2. Maya??? Eres tu el anonimo del comentario anterior?
    Me alegra que leas aun este espacio. Eres de las pocas lectoras que me quedan, jeje.
    sobre el Rinconcito de G te enviare un correo.

    Besos y FELICIDADES!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. La imagen de la puesta de sol es una fotografía tuya?? Me encanta!!...todo atardecer tiene su encanto!
    Besitos

    Sònia

    Elena, cuando mencionas "el comentario anterior" te refieres al de los vampiros?? fui yo, no sé por qué ta aparece como anónimo.. en fin, misterios de la informática.

    ResponderEliminar
  4. Querida Sonia:

    Si, es una fotografia mia. La tome en Japon, desde el balcon del departamento en que viviamos (un septimo piso con unas vistas increibles). me alegro que te guste.

    Y no, el comentario anonimo al que me referia esta aqui mismo en esta entrada del atardecer. Creo que es de mi amiga Maya.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. En Suecia hay horas azules, de un azul nórdico profundo que es transcición entre el día y la noche. Nunca visto en el trópico, siempre me fascina. En el malecón de LH, el sol se hunde pronto en el mar, ansioso por refrescarse de una vez, después del agobio del día.

    ResponderEliminar
  6. Es en la 'Hora de Poder' cuando tenemos la oportunidad de que sucedan las cosas

    necesitamos estar atentos y concentrados, entregados a las prioridades de nuestra voz interna de manera que nuestro entorno nos escuche

    una de las grandes tragedias de la civilización es justamente perder esta oportunidad entre ocupaciones y paisajes urbanos, entre olvido y distracción.

    Te mando un beso

    ResponderEliminar
  7. Silvita: Asi mismito es! Ya hasta me dio calor solo de acordarme!
    Besos!

    Don Mau:
    Que bonito! Y que cierto!
    La peor -y mas comun- forma de perderla es saliendo del trabajo y entrando a un local a por una cerveza!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario