domingo, 28 de febrero de 2010

La beata

Estimada Flor de María:

Quisiera hoy, con tu permiso, hacer una pausa en el diálogo para contarte esta historia que también tiene que ver con lo que hablamos.
______________________________________
Estaba pensando que aquel cuadro no parecía haber sido pintado en Cuba. De la riqueza cromática del trópico el pintor cubano había escogido quizás los colores menos representativos.
Yo había visto dos veces las costas de Cuba desde altamar y en cada ocasión me había impresionado la viva intensidad de los colores que se disfrutaba desde cubierta al amanecer. A pesar de estar en plena faena, ni los marineros rusos podían renunciar al deleite de contemplar la entrada a la Habana desde el mar. Nada conocía yo de pintura, pero solía recorrer durante horas las salas del Hermitage, repletas de imágenes, figuras y colores, y aquella pausada aproximación a mi ciudad desde tan lejos, aquella perspectiva de mi Habana desde la borda, me producía la sensación de estarla viendo como enmarcada, como si desde los bordes de un cuadro me asomara de pronto a otro paisaje...
No, no parecían aquellos en modo alguno los colores de Cuba. Tan pálidos, tan borrosos, tan... místicos. Y sin embargo, de entre los cuadros de Amelia, Servando, Gattorno, Serra, era aquel único misterio de Ponce el que parecía reinar en toda la sala.
Yo estaba de visita y mientras contemplaba el cuadro y reflexionaba, saboreaba mi té sentado en el sofá a unos pasos de la puerta. De pronto, alguien tocó el timbre desde abajo y a los pocos minutos entraron en la sala dos jóvenes vestidos de uniforme que venían mandados por sanidad a inspeccionar los depósitos de agua. Mientras esperaban se les autorizara a pasar, los dos se quedaron por unos minutos como encantados frente a la imagen que los observaba desde el cuadro con su palidez resignada y digna, como de moribunda.
Quizás fue su vértigo ante el abismo de aquellos ojos muertos, hundidos en sus hábitos blancos como en su sepulcro, lo que les obligó a trasladar la visión del hoyo a los bordes para que la perturbadora beatitud de la imagen se desvaneciera sin dejar rastro por entre los poros del material y los espesos trazos del pincel.

- ¿En qué está pintado ese cuadro? – se apresuró a preguntar uno, acercándose como un escolar tímido a la pared con las manos entrelazadas a la espalda.

El otro no lo pensó mucho. Avanzó a grandes pasos hacia el marco y alargó el brazo con un ademán enérgico como para cerrar de un golpe la ventana sobre la imperturbable cara de la intrusa. Sin embargo, a unos centímetros de la imagen su mano se recogió en un puño y el índice se adelantó a palpar deseoso la impoluta virginidad de la beata. La respuesta resonó seca, como un chasquido.

- Es papel de cartucho.

Hacia las once, el sofocante calor del trópico se había hecho infernal en aquella mañana de verano en la que la humedad y el bochorno no dejaban ver el cielo.
Gustavo Pita Céspedes

sábado, 27 de febrero de 2010

Don Pope expía sus pulgas


Don Pope en medio del remordimiento


video





Don Pope en el Pulgatorio


Don Pope reconoce su pulgabilidad


... Mea pulga, mea pulga, mea maxima pulga ...


Don Pope libre de toda pulga


miércoles, 24 de febrero de 2010

Esto no es un post feminista ni tampoco machista... ¡lo aseguro!

-Si me amáis verdaderamente, decid cuánto me amáis. (…) Quiero saber el límite del amor que puedo inspirar.
-Ved donde está, con quién y lo que hace; obrad como si yo no os hubiera enviado. Si le encontráis triste, decidle que bailo; si le halláis alegre, referirle que he caído súbitamente enferma (…)
-Hacedme música…, música; alimento espiritual de los que vivimos del amor. (…) No, no les llaméis (a los músicos); vamos a jugar al billar (…) No quiero jugar ya. Dadme mi caña de pescar; iremos al río.

Me sacan de mis cabales este tipo de mujeres que solo abren la boca para decir ‘palabras de amor’, es decir, sinsentidos; mujeres posesivas, absorbentes, histéricas e indecisas que se dejan llevar de un extremo al otro por sus pasiones, por lo demás tan cambiantes como la moda… Lo peor es que tengo que reconocer que he conocido mas de un ejemplar de carne y hueso semejante a este personaje, en las que me imagino un cerebro llenito de neuronas color rosa. He ahí cómo nos hemos ganado el titulito de ‘sexo débil’.
¡Y que me perdone el maestro Shakespeare, pues es de las páginas de su “Marco Antonio y Cleopatra” (reina ni siquiera de sus emociones) y no de otras de las que he extraído estos fragmentos!

martes, 23 de febrero de 2010

Del fin del invierno o Nostalgia blanca.

Se está terminando el invierno. Casi todos los días amanece el cielo muy limpio y el brillante sol inunda con sus rayos nuestra casa. Ya no necesitamos usar la calefacción, salvo en algunas noches especialmente frías. Afuera los gatos buscan la sombra –cuando hasta hace poco se sentaban gustosos doquiera que hubiera un rayito de sol- y se comienzan a ver los primeros insectos, las primeras moscas para ser mas exactos. Los árboles reverdecen y aquí o allá se ven algunas flores que no han podido quedarse encerradas en sus botones mucho más. Los pajaritos cantan a nuestro alrededor. El petirrojo que no veíamos hace meses ha vuelto a posarse en su rama preferida todas las mañanas… En fin que, a juzgar por este paisaje idílico que acabo de retratarles, puede decirse que la primavera ya esta aquí.
Sin embargo, en los informes del tiempo de la tele avisan cada día de grandes nevadas, fuertes lluvias y continuas olas de frío glacial en toda la península ibérica. Las imágenes nos muestran una España con la nieve casi hasta las rodillas, caballos con los lomos cubiertos de nieve, carreteras bloqueadas por la nieve, ciudades sumidas en un caos vial ocasionado por las nevadas… Y en esta Barcelona bendita no se ha visto un solo copito en todo el invierno.
Bueno, seamos justos, en la cima de las lejanas montañas puedo ver de vez en cuando un blanco gorrito, pero lo que se dice NEVAR aquí no ha ocurrido ni una vez. ¡Con lo que a mi me gusta la nieve!
No logro entender cuál es la discriminación con este trocito de tierra en el que me ha tocado vivir. ¿O será conmigo?

jueves, 18 de febrero de 2010

Gatunerias...

Ayer encontre algunas frases curiosas sobre gatos que quisiera compartirles:

"Si quieres escribir sobre seres humanos,
lo mejor que puedes tener en casa es un gato."
- Aldous Huxley

"Para mantener una verdadera perspectiva de lo que valemos,
todos deberíamos tener un perro que nos adore y un gato que nos ignore."
- Derek Bruce

"A mí me gustan los gatos, pero nunca he tenido ninguno. Son demasiado exigentes, piden demasiado. Los perros no quieren más que amor, pero los gatos exigen adoración. Nunca han superado la costumbre de ser dioses en Bubastis."
- Lucy Maud Montgomery


Y como, segun mi admirado D'Vinci, "el más pequeño gato es una obra maestra", les invito a acompañarme hoy, una vez mas, en una aventura gatuna... esta vez en:



miércoles, 17 de febrero de 2010

La alfombra magica del mundo 'bloggeril'.


Justo hace dos dias termino un evento internacional para Bloggers llamado "One world, One heart". Lo viene organizando hace unos años Lisa Swifka, una blogger de USA. Al principio fueron apenas 200 participantes... pero este año pasaron ya los 1000.
Todo consiste en ofrecer un regalo en tu blog al mundo entero. No tiene que ser algo muy grande o costoso, al contrario... La mayoria de los que se suman al evento ofrecen como regalo algo de sus propias creaciones, un cuadernito, unas tarjetas, un pañuelo, unos pendientes, un colgante... cualquier cosilla es valida. Lisa publica durante los dias que dura el evento un listado de todos los participantes con links a sus blogs, y cualquiera que tenga un blog, sin importar de donde sea, que idioma hable, que haga, ni nada semejante, puede entrar a traves de estos links en los blogs participantes y optar por el regalo con solo dejar un comentario. El ganador es seleccionado en un sorteo, del envio luego se encargan los participantes. El objetivo es, mas alla de ganar algo gratis, propiciar el encuentro entre bloggers de todo el mundo que de otra manera, teniendo en cuenta la inmensidad de la red, seria casi imposible de lograr.
Me entere hace unos pocos dias y -humanista al fin- la idea me encanto. Estuve visitando numerosos blogs y me gusto mucho descubrir tantas expresiones artisticas diferentes, casi tantas como participantes, y con que gusto la gente comparte sus creaciones que, bien miradas las cosas, son como sus hijos... Me anote en varios blogs, deje mi comentario cuando encontre algun regalo que me gustara y aunque no he ganado nada disfrute mucho el viaje. (Eso de ganar o no es un misterio. En lo poco que visite, pude ver varios nombres ganadores repetidos... Hay quien se agencio en este evento varios regalos! Supongo que mi camino tenga que ver mas con mi propio esfuerzo que con regalos ajenos.)
Es cierto que esto genera mucho movimiento en el blog, y que para el que vende sus obras es una promocion inmejorable, pero tambien les cuento que vi mucha gente que no vende nada, que sin ser creadores ofrecian lo que tenian a mano (una taza de porcelana china, un muñequito de ceramica, un paquete de semillas de rosas...), que participaban por el simple gusto de conocer a otros bloggers de todo el mundo y compartir aquel evento que de alguna manera los unia a todos.
Puede que sea efimero el evento, que termine como mismo comience, sin cambiar la vida de nadie, sin solucionar los problemas del mundo... pero mientras duren este tipo de iniciativas, pienso que aun hay alguna posibilidad para el hombre.

martes, 16 de febrero de 2010

Barcelona, ciudad inagotable.

Llevo mas de un año caminando Barcelona y no he regresado a casa ni una sola vez sin haber encontrado algo nuevo. Siempre logra sorprenderme. ¿Se acuerdan que ayer les comenté que me iba de paseo? Pues la agenda que nos tenía preparada la ciudad, siempre diferente y mucho más rica que la idea que uno puede llevar preconcebida, resultó ser brillante.
Íbamos caminando por una calle por la que ya habíamos pasado mas de una vez y de pronto, como salida de la nada, al doblar una esquina nos encontramos con una enorme avenida desconocida para nosotros: el Paseo de Sant Joan. Tenía un largo paseo central –como los que abundan en esta ciudad pensada para el hombre- lleno de árboles, bancos para descansar, áreas de juegos infantiles y fuentes, bordeado por edificios de muy buena planta (de esos que solo de verlos uno intuye que se mantendrán en pie varios siglos) que no sé por qué me trajeron muy agradables remembranzas de mi Habana y hasta de ciertos lugares de Ciudad de México.
Por ahí seguimos, disfrutando de las vistas, cuando casi tropezamos con una tiendita rusa, pequeña pero ineludible. ¡Qué maravilla encontrarme de nuevo entre todos esos productos recién traídos de aquellas tierras! Pan negro, caviar, frascos de conservas, trigo, vodka, vinos, pescados secos… ¡Qué olores! Poco faltó para que pidiera una taza de té y me sentara a charlar entre bocados de buen chocolate ruso, como tantas tardes hiciera en casa de Sasha o de Irina…
Y cuando por fin tuvimos que abandonar aquel paseo y doblar por el Carrer de Aragó, una de las avenidas mas populosas de la ciudad, justo en el momento en que el ruido incesante de los coches comenzaba a molestarnos, nos hallamos frente a las puertas abiertas de una iglesia gótica que tampoco habíamos visto nunca, en medio de un barrio donde este estilo no es precisamente lo que mas abunda. ¿Cómo resistirse a semejante invitación, garantía de silencio, tranquilidad y buen arte –puras buenas impresiones para nuestros sentidos? Resultó ser la Parroquia de la Purísima Concepción, que nos cobijó un buen rato del frío, nos regaló un momento de recogimiento y hasta nos ayudó a recargar las baterías para seguir nuestro camino.
Aquí les dejo un par de fotos de esta iglesia para que también ustedes puedan disfrutar de una parte de la visita.


lunes, 15 de febrero de 2010

Comenzando bien la semana!

Un dia de paseo, una señora
rompió con su sombrero una farola...


Me voy de paseo hoy! Alguien se suma? (Espero no romper ninguna farola por el camino, jeje)
Besos!

jueves, 11 de febrero de 2010

Una de sal y otra...

Los comienzos de semana estan resultado ultimamente complicaditos por aca. Pero ya a mediados -casi finales- las cosas van tomando su rumbo y tengo mas tiempo para publicar aqui y compartirles mis ultimos descubrimientos.
Hablando de descubrimientos, aqui les pongo un animado cortito que se que les va a divertir a todos! Es una re-presentacion de uno de los mas clasicos cuentos infantiles. Espero que lo disfruten!!!


Bueno, a mi me dejo al final con un poquitin de mal sabor entre las risas... Es que me dio nostalgia!

viernes, 5 de febrero de 2010

¡Mujeres!

Hace un tiempo descubrí que me puedo cortar el cabello yo misma, sin tener que ir a parar bajo las manos y las tijeras de un especialista (llámense peluqueros, estéticos o como gusten de acuerdo al país). Lo descubrí en Japón donde, a diferencia de México, los precios por los servicios de estos especialistas terminaban por ponerle de punta el pelo a cualquiera. Lo cierto es que mi cabello se resintió por el cambio de trato y yo, que me desesperaba al verlo así, seguí cortándolo cada vez un poco más. Resultado: ahora llevo el cabello cortito, no ‘bien cortito’ como cuando era adolescente y me gustaba jugar a “ser diferente”, pero lo suficiente como para que me mire al espejo en las mañanas y salga corriendo a buscar unos pendientes que me hagan lucir más femenina.
Porque una mujer debe lucir como tal. Eso era sin dudas lo que me intentaba decir mi madre con aquello de: “¡Muchacha, empínate!” ¿O no? Siempre he tenido mis dudas con respecto a esto. ¿En qué radica la feminidad? ¿Es en la ropa, en llevar faldas, vestidos o, en su defecto, prendas con encajes o cualquier otro ‘detallito’? Si es así, estoy muy mal. Yo gusto de los jeans en todas sus manifestaciones y en casi todo momento. Con jeans, algún T-shirt y unos buenos zapatos deportivos o una botas altas puedo ir a hacer las compras, a clases, a pasear cómodamente…, pero si me los pongo con una blusa ‘mas de vestir’ y unos tacones, los jeans me resultan tan válidos para ir a cenar a un buen restaurante o hasta a una fiesta elegante como el mejor de los vestidos. Problema de idiosincrasia, diría yo, puesto que cada vez que me encuentro con alguien de mi país por el mundo nos reconocemos a primera vista por el atuendo que, como una constante, lleva un jean incorporado.
Entonces, ¿en qué radica la feminidad? ¿En el cabello largo y el maquillaje? Mi cabello, ya ven, anda muy lejos de estar largo en estos momentos, y el maquillaje… Bueno, quizás por venir de un país tan caliente, donde el sudor constante estropea todo intento de maquillaje y a los cinco minutos de haber salido de casa ya pareces parte del elenco de un film de zombies, yo nunca me acostumbré a llevar el rostro maquillado. Como mucho, me pinto un poco los labios y ya está.
¿Radicará acaso la feminidad en los complementos? Bolsos, joyas…, sin duda cumplen una función muy importante en cualquier atuendo. Sin embargo me niego a creer que algo tan ajeno a mí, algo que puedo dejar olvidado en cualquier sitio, pueda ser la clave que afiance mi yo-mujer en este mundo.
Mi color preferido es el verde, no el rosa. Me gustan los movimientos corporales pero practico artes marciales..., ni siquiera s é bailar. Soy muy capaz de sacrificar la belleza de un atuendo en aras de la comodidad de mis huesos...¿Podré considerarme entonces ‘femenina’? ¿Dónde he de buscar –y encontrar- esa cualidad en mí?
Ustedes, hombres y mujeres que me leen, ¿que entienden por ‘feminidad’?

miércoles, 3 de febrero de 2010

Noticias y otras cosillas para ustedes

He andado un poco perdida pero esta semanita comenzo bien agitada y no he tenido un minuto para sentarme aqui. Hoy, pues, he de ponerlos al dia con algunas cosillas que quizas les interesen.

Primero lo primero: acabo de publicar -lamentablemente con dos dias de retraso- un nuevo poema en el sitio de Marti con el sugerente titulo de "Yugo y Estrella". Ya saben que yo no soy muy aficionada a la poesia pero este poema en especial logro motivarme desde los primeros versos, asi que imagino que a ustedes -poetas de pluma y espiritu- les va a dejar muy buen sabor de boca esta rapida lectura.


En segundo lugar, quiero compartirles un lindo descubrimiento que se que les encantara a todos los que, entre ustedes, aman las cosillas hechas con las manos y un poco tambien con el corazon. Hay una muchacha que suele hacer maravillas con telas y venderlas en Etsy (la tienda virtual). Yo he visto muchas bolsas, bolsitas, bolsotas -las mujeres nunca tenemos suficientes bolsas- en su sitio que me han encantado por la delicadeza de la confeccion y la originalidad de los materiales que utiliza. En estos dias y no se por que razon, esta regalando de a poquitos todas sus creaciones en su blog: A Corker's Life (Ella se llama Sarah, es norteamericana y su blog esta, por supuesto, en ingles). Lo unico que hay que hacer para entrar en el sorteo semanal de estos regalos es pasar por su blog, localizar el post del regalo (en la barra lateral tiene un acceso directo a estos posts con el titulo "Weekly Handmade Giveaway") y dejarle un comentario. Ella se encarga de pagar el envio de sus productos hasta la puerta de la casa del afortunado ganador sin importar en que parte del mundo resida... Ahora que viene el 14 de febrero y todo eso les invito a participar en estos sorteos y a ganar algun regalito gratis para el ser querido o para nosotros mismos... Los autoregalos siempre son bien recibidos! En caso de que se embullen con la idea, aqui les dejo el link a su blog (conste que con esto no gano mas que el placer de compartirles este descubrimiento y de hacer mas grato el juego del sorteo).



Y por ultimo, quiero comentarles que, a finales de la semana pasada, estuve viendo una peli que me fascino. Se titula "Un chofer para Vera", y les aseguro que hacia tiempo que no veia una peli tan bien pensada como esta. Es rusa, del excelente director Nikita Mikhalkov, y de nueva factura (creo que es del 2006). Se desarrolla en 1962, en la bella Crimea (los paisajes son espectaculares!), y comienza contando la historia de un joven militar, de sus aspiraciones, de su alegria de vivir... y es sorprendente lo bien retratada que queda la cruda realidad en las dos horas que dura el film. Es la primera vez que veo, entre otras muchas sutilezas, un ligero acercamiento a las consecuencias del paso de los cubanos por Rusia, y aunque la peli hace ciertas concesiones al standart hollywoodense (romance incluido), no renuncia a la crudeza del cine ruso tradicional con un final que puede resultar un poco chocante para quienes estamos acostumbrados a los finales felices del otro lado del charco. No les quiero comentar mucho porque me atrevo a recomendarselas con total confianza.
La pueden encontrar en el siguiente link: Birubir Films. Si la ven, no dejen de comentarme que tal les ha parecido.
Y basta por hoy. Mañana regreso con un temita al que le vengo dando vueltas hace unos dias y que no he podido aun poner en palabras.
Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)