sábado, 20 de junio de 2009

Proyecto 365, dia 138: Perspectiva Nevski

¡Cuantas veces no he escuchado hablar apasionadamente de la Perspectiva Nevski, esa inmensa avenida de Sant Petersburgo que atraviesa media ciudad para desembocar en el edificio del Almirantazgo!
Mi G. solía pasear por ella; de punta a cabo la caminaba hace más de dos décadas y aun hoy no deja de impresionarse con sus recuerdos. Ha llegado a convertirla para mí en uno de esos lugares de los que se siente nostalgia sin haberlos conocido, nostalgia ajena.
Algún día he de visitarla, sin dudas, y haré miles de fotos para ustedes pero mientras tanto les regalo una descripción encantadora y muy original que he encontrado en un cuento de Gogol escrito hace casi un par de siglos y algunas imagenes.


"Todo lo que usted se encuentre en la Perspectiva Nevski está saturado de buenas maneras (…) Aquí encontrará usted patillas únicas, deslizadas bajo la corbata con arte extraordinario y sorprendente: patillas de terciopelo, de raso, negras como la cebellina o el carbón, pero que ¡ay! Son privilegio solamente del departamento de Asuntos Exteriores. A los que trabajan en otros ministerios la Providencia les ha negado las patillas negras y tienen que llevarlas, para inmenso disgusto suyo, rojizas. Aquí encontrará usted bigotes magníficos, que ninguna pluma, ningún pincel podría pintar; bigotes a los que se ha consagrado la mejor mitad de la vida, objeto de largas veladas de día y de noche, bigotes que se envuelven durante la noche en fino papel vitela; bigotes que gozan del mayor apego de sus possesseurs y que les envidian los que pasan. Miles de clases de sombreritos, de vestidos, de pañuelos –abigarrados, vaporosos- que a veces conservan durante dos días el perfume de quienes los llevan, deslumbraran a cualquiera en la Perspectiva Nevski. Da la impresión de que todo un mar de mariposas se ha alzado súbitamente de los tallos y se agita en una nube brillante por encima de escarabajos negros de sexo masculino."











21 comentarios:

  1. No he podido introducir mi ID de correo pero te felicito, me agrado mucho leerte. Yo tambien he estado en esas calles y me ha rejuvenecido verlas.
    Me gusto como escribeS.

    ResponderEliminar
  2. Me remonta a las épocas en las que las mujeres usaban sus vestidos vaporosos y sus sombrillitas muy cukis, y los caballeros todos atentos y muy monos,

    sorry, eso es lo que me imaginé...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ese cuento que Nikolai Gogol escribió en sus Novelas de Petersburgo, aunque yo lo conocía como "La avenida Nevski", no "La Perspectiva Nevski" (discrepancias con los traductores de la desaparecida Editorial Progreso), la historia del pintor Piskarov y su tragedia por una mujer y los sueños y la realidad y bla bla bla...

    Aunque hasta ahora no tenía idea de que fuese tan grande. Rusia es genial

    ResponderEliminar
  4. Pelusita

    Primero, felicidades pro haber salido de tus exámenes.

    Y ahora sobre la Perspectiva Nevski... uf no sabes, lo que San Petersburgo representa para mí: cuando era niña, antes que ningún sitio en el mundo, yo moría por conocer esa ciudad (crecí leyendo literatura rusa), meterme en el Ermitage y caminar a orillas de ese río y por esa avenida a la que Gogol hizo famosa. Esa Avenida se me figura como un microcosmos de la Madre Rusia; todos los contrastes están ahí: la belleza y la fealdad, la opulencia y la pobreza, la historia antigua, la modernidad de los últimos años.

    Hace cinco años por fin pude estar allá y perderme en el Ermitage; una experiencia increíble caminar por esa avenida tan larga, que por momentos, pareciera suspendida en el tiempo.

    Tienes que ir

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Disculaparas lo inculto de este pobre nevegante pero cuando lei eso del cuento de gogol, crei y sigo creyendo que es el resultado de una busqueda de Google, ya ves como estamos de atrofiados en estos dias por la info de San Google.

    Por cierto que eso de los señores patillones y bigotones como que en estos dias ya no se ha de ver mucho por las calles de Nevsky.

    Xhaludos Pelusa

    :-)

    ResponderEliminar
  6. Anonimo:

    Si te gusta lo que lees y si, ademas, eres amante de Rusia, eres muy bienvenido en este espacio!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. MasQuerida:

    Es precisamente de esa epoca de la que habla el texto, fue escrito en 1800 y pico, cuando los hombres eran amables y las mujeres coquetas... (aunque esto ultimo no ha cambiado tanto como el largo de las faldas y de las mangas de las camisas, no?)

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Casi es posible estar allí, con esa perspectiva "a vuelo de pájaro" que dice Gogol. A mí el nombre de San Petersburgo me recuerda otra visión, la de un francés imaginativo que no estuvo allí, pero que fue el primero que me hizo ver mi nombre como digno de un villano: Julio Verne. Por supuesto, Miguel Strogoff es una de mis novelas preferidas de siempre.

    ResponderEliminar
  9. Morinakemi, Bienvenido!

    Rusia es genial, tienes toda la razon.
    Sobre el nombre de la avenida: en realidad se llama Nevski Proskpect (Perspectiva Nevski), porque fue construida con la idea de que si te parabas en una punta, lograras ver la otra. No es la unica con este nombre, tambien esta la Perspectiva Grande y la Chica, y otras. Lamentablemente con Nevski hubo un error de calculo en la contruccion y tiene una desviacion hacia el final, pero se alcanza a ver un buen tramo.
    Y como en realidad es una avenida, para los extranjeros es mas facil y comprensible decir "Avenida Nevski".

    Saludos y esperamos se repita la visita!

    ResponderEliminar
  10. Morinakemi, por cierto, es japones tu nip?

    ResponderEliminar
  11. Marichuy:

    Una preguntita, eres mexicana?
    Sucede que en todo el tiempo que vivi alli no conoci a nadie que supiera algo de cultura rusa por formación, mas bien la conocian por los viajes que habian dado… o por interes propio, pero nunca porque –como los cubanos, como yo- hubieran crecido entre el cine, los animados y la musica rusa…
    De lit. rusa conozco bien poco, solo algo de Dostoievski, un poco de Tolstoi y ahora Gogol. Pero ahí voy, avanzando despacito para extender el disfrute al maximo.
    Si, Rusia en general (y en especial Sant Petersburgo) es un lugar que debo pisar sin falta en esta vida, de ser posible mas de una vez y por larguisimas estancias…
    Un beso!!!

    _______________________________
    Xhabira:

    Si tu eres inculto, ¿que quedara para estos pobres navegantes? Lo que sucede es que cada cual conoce cositas diferentes. Lo hermoso es aprender unos de otros.
    El fragmento es del cuento “Perspectiva Nevski” (o “Avenida Nevski”, según la traducción) de Nicolás (o Nikolai) Gogol, el iniciador de la novela rusa contemporanea que vivio en la primera mitad del s. XIX. Se me ocurre que para ti una buena lectura seria su cuento corto “La nariz”. No te arrepentiras!
    Un abrazo!

    ______________________________
    Ivanius:

    Si supieras que Miguel Strogoff es la unica novela de Julio Verne que he leido, y eso gracias a que la encontre a 10 pesitos en la entrada del metro Barranca del Muerto un dia. A mi me gusto mucho, pero a G. –cosa rara- no. Me dijo que si queria conocer a J. Verne, debia leer otra de sus novelas porque esa no era precisamente una obra representativa.
    Por cierto, otro amante de esta ciudad que pasaba largas horas parado en uno de sus puentes contemplando el rio Neva era Alexander Duma.
    Estoy ahora descubriendo Gogol, en lo que aparezcan otras sugerencias…
    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Pelusita: Cuando yo conocí la Perspectiva Nevski, estba en Leningrado, fue un diciembre, invierno, del año 84. Recuerdo la impresión de grandilocuencia en todos lados, pero menos hostíl que Moscú, y 10 grados más de temperatura, para alcanzar los -16 celcius. El río completamente congelado, y yo, dándome cuenta de lo pequeña que era yo y lo grande del mundo. El Ermitage interminable, y si la memoria no me falla, un huevo Fabergé... ¡Cómo hay Ladas en esas fotos! jejejejeje. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Te leo y me viene a la cabeza la imagen de un lugar de antaño, de romance y nostalgia...

    ResponderEliminar
  14. cuantas veces habre oido eso de la perspectiva de... que!!?...uuy pelusita, la verdad es que es la primera vez y veo que me he perdido de mucho, pero buno nunca es tarde!
    puedo imaginar que es una ciudad donde se puede uno recorrer sus calles por horas.
    Hermosa descripcion y las pics... de lujo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Pelusita

    Claro que soy mexicana; crecí con mi abuela, a quien le gustaban las novelas rusas. Cuando yo todavía no sabía leer, escuchaba a mi tía mientras se las leía; más tarde, yo remplacé a la tía. Creo que por eso soy tan dramática, no ha de ser tan sano leer las desventuras de Pavel (el hijo de "La Madre") o "El Idiota" a los diez, doce años.

    Y luego vino el Cine; el buen cine ruso de antaño, que en medio de la censura oficial pudo dar a luz grandes obras. Así fue mi primer acercamiento a Rusia... ah y también estuvo una novela sobre Catalina la Grande, escrita por un inglés, cuyo nombre se me escapa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. me da miedo tanto carro, estoy acostumbrado a estar aqui en mi ranchito Mazatlán, bueno es un cuento o libro lo qoeu dices uqe dijiste, ok ok av e rsi lo ayo por ahi.

    ResponderEliminar
  17. Marita querida:

    No sabia que habias estado por alla, aunque debi imaginarlo. Yo debo ir en algun momento… sin falta!

    Esa sensación de insignificancia yo la senti en tu tierra, cuando caminaba en ciertos lugares y no veia el final de la cuadra, cuando me pare en la base de la pirámide del sol, pero – y sobre todo-, cuando iba a los cines. Un dia, subiendo una escalera mecanica en un cine en la del Valle, mire a mi alrededor: todo era enorme, los anuncios me doblaban en tamaño, habia palomitas ahí para alimentar a un ejercito, los vasos de cola no los podia sostener… Cuando llegue a ver los rascacielos japoneses, ya estaba yo curada de espanto! Jejeje

    Mejor?? Besos!
    ________________________________
    Blanche, bienvenid@!

    Sant Petersburgo es eso y, según cuentan, mucho mas…

    Saludos
    __________________________________
    Sonia:

    Nunca es tarde! Rusia es un mundo por descubrir para nosotros, los occidentales.
    La descripción era un tanto original, pero me encanto la imagen que transmitia…
    Besos!
    __________________________________
    Marichuy:

    Casi llegue a envidiarte en tu primer comentario, pero eso de leer el Idiota a tan temprana edad no debe haber sido nada facil! Yo lo lei apenas el año pasado y aun llevo ciertos pasajes dentro removiendo esencias por ahí…
    Me sorprendes, realmente. Conoci mucha gente en Mex, muchisima (el trabajo que hacia me lo permitia) pero, a excepcion de Mara y su familia, no recuerdo a nadie que supiera algo de alla… Ahora, por el blog, he conocido otros aficionados…
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Alex Niwatori:

    Si esto te parece mucho, no vayas al DF en la hora pico, por dios! jejeje

    El cuento lo puedes leer en el siguiente link:
    http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/rus/gogol/perspec.htm

    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Hermoso post porque es un hermoso lugar... Y yo tengo también un recuerdo de la ciudad que no es mío pero como si lo fuese: ¡las noches blancas! Algún día iremos, Pelusilla... un abrazo perspectiva para allá, con hartos besos.

    ResponderEliminar
  20. Palomita:

    Ese es otro tema encantador, las noches blancas… Aun tengo pendiente leerme la obra de Dostoievski… poco a poco!

    Besos!

    ResponderEliminar
  21. Por fin entiendo lo que es la perspectiva Nevsky.
    Entre las cosas que enseño ,está la perspectiva, y Battiato, con "un día en la perspectiva Nevski me encontré por azae a Igor Stravinsky" me tenía densconcertada.
    Curioso el blog y sus comentaristas. Felicidades envidiosas

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)