Proyecto 365, dia 119: Deseenme suerte!

Hoy tengo un examen oral. Tengo que hablar… La perspectiva de pararme frente al resto del aula y hablar me pone los pelos de punta. ¡Con lo bien que me defiendo yo escribiendo!
Además, eso de pasar todo el año estudiando para que al final tenga que venir alguien a comprobar lo que has aprendido siempre me ha parecido una completa tontería. Lo mejor, insisto, seria una escuela sin exámenes, en la que los alumnos estudien por el puro placer de adquirir conocimientos. Así los exámenes serian completamente innecesarios.
Claro, para que haya alumnos así, tendría que haber un buen incentivo desde la cuna. La familia es un punto clave en todo lo referente a la educación de los niños. Y luego, en la escuela, los maestros deben ser eso, MAESTROS –o sea, seres capaces de transmitir no solo conocimientos sino el entusiasmo por el aprendizaje- y no simples instructores que se conformen con repetir como papagayos lo que hay en los libros.
De la pluma de José de la Luz y Caballero, que es una fuente inagotable de ideas bien dichas, nació alguna vez la siguiente frase:

“Instruir puede cualquiera; educar, solo quien sea un evangelio vivo!”.

Comentarios

  1. Pelusa: Suerte, decía mi abuelo, es la unión de capacidad y oportunidad. Así que ya la tienes. Nomás relájate, que todo saldrá bien. Ya nos contarás.

    ResponderEliminar
  2. uuuyyy...EXAMEN!, que fea palabra, pero mira, pienso que el 70 % del valor de un examen oral es la actitud, como bien dices muchas veces los profesores no tienen ni pu~etera idea de nada (bueno, no dijiste asi, pero es lo mismo =0P), y ahi estas tu, quemando pesta~a toda la noche para hacer un buen papel, y la hora de los catorrazos preguntan cada burrada que hay que ver!, es mas el nervio que de antemano saben que se tiene de los que presentan. Asi que tu tranquila, piensa que sabes mas del tema que cualquiera y sino es asi... has como que si!!.

    MUCHA SUERTE!

    UN BESO

    ResponderEliminar
  3. Te deseo muchísima suerte, Pelusilla, para tu examen. No dejes de contarnos cómo te fue y aunque tengo la impresión de que mi consejo llega tarde, una de las cosas importantes para recordar y quitar el nervio al hablar en público es tener en mente que probablemente tú seas quien sabe más del tema. ¡Uy, el tema del magisterio! Podría decir muchas cosas al respecto, pero la frase escogida me ha quitado el habla: es maravillosa. Muchos besísimos y mejores deseos de acá.

    ResponderEliminar
  4. Pelusa, pienas que vas a cantar ó que vas a platicar tu libro favorito, no la necesitas, pero te deseo mucha suerte.

    ResponderEliminar
  5. Pelusa... ya debes haberte examinado, pero igual desde aquí te deseo mucha suerte! Seguro sales bien, muchacha!
    Para vencer el nerviosismo no tengo trucos... lo mío es salir corriendo a hacer pipí después que todo pasa :-(

    ResponderEliminar
  6. Yo sé que a ti eso de hablar en público no se te da, pero ponles cabeza de calabaza a todos y verás qu fácil es.
    Maestros... en el ISA tuve dos, a los que dediqué mi programa de "Alfa del Alba, o La Quimera de los 7 Sueños", del inigualable Hugo Argüelles, uno era tajonera, y el otro... creo que lo conoces. Curiosamente, ninguno de ellos fue mi maestro de actuación. En fin..
    Mañana tu post, será del 100 que sacaste en el examen, verás.

    ResponderEliminar
  7. te deseo toda la suerte del mundo y alguien dijo para que te tranquilices imaginatelos a todos en paños menores,(cuidado no puedas parar de reir al ver a algunos, recuerda que el examen es oral), saludos y suerte.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por los buenos deseos!!! Estoy segura que me llegaron porque el examen quedo bien …espero. :)

    Ivanius: Tu abuelo tenia frases buenisimas! Espero que tengas tu propio librito con sus palabras, no???? (Lo ultimo me sono a “Relax and enjoy it”, jeje) Gracias!

    Sonia: Tienes razon! Lo malo, los nervios; lo bueno, que nadie tenia la minima idea de mi tema! Gracias por el apoyo!

    Gracias, Palomita! La frase es de un maestro de maestros. Jose de la Luz y Caballero (de quien cuentan que hablo en cada tierra que visito en el idioma del lugar) fue maestro del Padre Varela, quien a su vez enseño a pensar al mas grande pensador cubano, Marti –santo patrono de esta agora (parafraseando a nuestro querido Chancho). Besos!

    NTQVCA?: Justo iba a platicar de un libro, por eso lo tenia un poquin mas facil, pero eso de hablar en publico da unos nervios…!!!

    Silvita: jajaja! Me has hecho reir! Tengo una amiga que tenia mayores necesidades que tu tras los examenes! Jajaja Gracias!

    Marita: eso mismitico hice… termine hablando hasta por los codos para atontarlos y que no me encontraran faltas, jeje. Maestros son pocos, poquisimos, estamos de acuerdo! Me alegra que estos dos te hayan ayudado, a mi, por lo menos, Tajonera me enseño con cada encuentro, y el otro, pues, lo hace a diario! Lo del 100… ojala! Besos!!!

    Margarita Mia: jajajajajaja!!! Si hubiera hecho eso estaria aun riendome frente a todos ellos! Gracias por el consejo! Procurare no recordarlo para la proxima!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario