viernes, 27 de febrero de 2009

Proyecto 365, dia 34: Tiempo despues...

Entre el 2 y el 3 de enero de 1901, en el diario japonés Houchi publicaron los resultados de una encuesta popular realizada bajo el titulo “Así será el Siglo XX”. Estos fueron algunos de las predicciones más interesantes:

1. En el siglo XX, en Tokio podremos ver al instante las noticias europeas en imágenes a color utilizando la electricidad.
2. Un tren eléctrico con forma cilíndrica será capaz de recorrer la distancia entre Tokio y Kobe en tan solo dos horas y media.
3. Con un nuevo equipo eléctrico podremos regular con exactitud la temperatura de una habitación.
4. Gracias a un teléfono con imágenes, podremos ver los productos que estén en una tienda lejana y, además, podremos comprarlos.
5. Se profundizara en el estudio de los animales, y seremos capaces aprender su lenguaje y comunicarnos con perros y gatos.
6. Mediante la medicina y la cirugía podrán eliminarse todas las enfermedades.
7. Es probable que con ejercicios y con la ayuda de la tecnología, los japoneses alcancen una altura de 180 cm.

Desde nuestra posición actual y desde el punto de vista occidental, estas predicciones pueden parecernos desde muy acertadas hasta muy ingenuas, pero la pregunta es: Avances tecnológicos aparte, ¿ha cambiado en algo el ser humano? Dejemos que sea el propio Satán –perdón- Wolland, quien nos ayude a responder…

La salida del nigromante, de su larguirucho ayudante y del gato, que apareció en escena sobre sus patas traseras, fue un gran éxito.
—¡Un sillón! —ordenó Wolland en voz baja, y no sabemos de dónde surgió en el escenario un sillón, y el mago se sentó en él—. Dime, amable Fagot —preguntó Wolland al payaso a cuadros, que, por lo visto, tenía otro nombre además de Koróviev—, tú que crees, ¿ha cambiado mucho la población de Moscú ?
El mago miró al público, que permanecía en silencio sorprendido por el sillón que había aparecido de repente.
—Eso es, monsieur —contestó en voz baja Fagot Koróviev.
—Tienes razón. Los ciudadanos han cambiado mucho..., quiero decir en su aspecto exterior..., como la ciudad misma. Ya no hablo de la indumentaria, pero han aparecido esos..., ¿cómo se llaman?..., tranvías, automóviles...
—Autobuses —le ayudó Fagot con respeto.
………………….
(… un par de trucos después)
—Bueno —respondió aquél (Wolland) pensativo—, son hombres como todos... Les gusta el dinero pero eso ha sucedido siempre... A la humanidad le ha gustado siempre el dinero, sin importarle de qué estuviera hecho: de cuero, de papel, de bronce o de oro. Bueno, son frívolos..., pero ¿y qué?..., también la misericordia pasa a veces por sus corazones... Hombres corrientes, recuerdan a los de antes sólo que a éstos les ha estropeado el problema de la vivienda...



(Los datos del periódico japonés los he traducido de una de las lecciones mi manual del idioma, y el fragmento final es parte del Cap. 12 La magia negra y la revelación de sus trucos, de la obra El Maestro y Margarita de Mikhail Bulgakov)

6 comentarios:

  1. ¿una predicción?
    En el diario de pelusa, verán su perfil 4000 personas antes del día 365.

    ¿otra?
    Tocarás fibras sensibles de muchos corazones.

    ¿otra?
    Mi tierra, mi sangre y mi cuerpo volverán a ser uno solo.

    ResponderEliminar
  2. Orale , Augusto!! (mexicaneando la expresion, jeje)
    Primero, gracias mil –de nuevo- por tus amabilidades. Segundo: me puedes adelantar cuando publicare mi primer libro???
    Ahora en serio, 4000 no son necesarios. Para que un evento cultural tenga lugar, no hace falta masividad. Si hay dos, tres, cuatro… o cuatro mil es lo mismo, siempre y cuando los que esten, esten de a lleno! Eso si, la retroalimentación que me brindan sus comentarios le ha dado un giro a mi diario… gracias.
    Besos! (me alegro que te haya gustado el post. Te has leido el libro de Bulgakov?)

    ResponderEliminar
  3. PD; Aplaudo el cambio en tu blog… y tu ultimo post, el de la alfombra de colores…
    Parafraseando la mejor frase de Coehlo, “el universo conspira a nuestro favor… solo hay que aprender a ver cuando”. Feliz liberación de tu espiritu!

    ResponderEliminar
  4. Uf, lo "malo" del proyecto 365 es que los posts le ganan a los comentarios. Éste me recordó la última (literal) "novela" de Julio Verne, "París en el siglo XX", en donde profetizaba cosas tan disparatadas como la invención del fax y de Internet.
    P.D. Bulgakov parece empeñado en acosarme. ¿Será profético?

    ResponderEliminar
  5. Hola Ivanius: Que conste que publique este post antes del comentario que puse en tu sitio... Casualidad? Quizas debas sencillamente "colar" a Bulgakov en los primeros lugares de tu lista de lecturas...
    Jaja, no te preocupes que, como te dije una vez, no todos los dias hay temas interesantes para comentar... Me agrada tenerte por aca.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Ah! La imagen del post son los ojos del actor que interpreta a Wolland en la serie de TV. Genial!

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)