Proyecto 365, dia 28: Descubriendome.

Si la reencarnación existe, estoy segurísima de que en una de mis vidas pasadas debo haber sido copista de textos. Para mí el estudio del japonés –o de cualquier otro idioma- esta estrechamente vinculado a la trascripción de los manuales. Si no pasan por mis manos, si no veo mi esfuerzo en blanco y negro, es como si tuviera teflón en mi cabecita… no se me pega nada! Se imaginaran las toneladas de papel que he gastado en esto, no? Ya se que es el método mas lento de aprendizaje, ya me han alertado de todos sus inconvenientes, pero la única vez que se me ocurrió seguir consejos ajenos me leí una y mil veces mi lección de chino y a la hora del examen no recordaba ni un solo ideograma!
Les digo, debo haber sido copista en algún momento. Solo espero haber tenido la suerte de que mis copias hayan servido para salvar algún clásico del olvido.

Comentarios