miércoles, 11 de febrero de 2009

Proyecto 365, dia 19. Busqueda y... hallazgo?

No es facil esto de conseguir una foto interesante a diario. Hoy, por ejemplo, sali de casa varias veces, a comprar pan, a la farmacia, a mi clase... y nada. Ya de regreso, pasadas las diez de la noche, frente a la parada del autobus escucho el hermoso aullido de un perrito a la inquietante luna llena. Primero me deleite solo en escucharle, pero me son tan queridos estos animales que no pude menos que cruzar la calle hasta donde el estaba -atado fuera de un bar donde su dueño brindaba alegremente con sus amigos. Le acaricie, porque no hay nada tan gratificante -ni tan instructivo- que ver con que alegria recibe un perro una simple caricia, y termine sacandole una foto. Quizas no es del todo interesante, quizas no quedo muy bien (no dejaba de moverse), pero es un recuerdo de ese momento en el que por un instante y sin costo alguno hice feliz a un ser vivo.

6 comentarios:

  1. Visité mas de cincuenta veces tu ágora el día de hoy, intenté escribir mil cosas y siempre las borraba,no se si por caballerosidad o miedo a enfrentar mis pensamientos. hoy son las
    0.15am y es que hay algo que no me cabe en la cabeza; no me deja dormir (lo siento, estoy avergonzado) dentro de nuestra humanidad: ¿es correcto que pensemos en la perridad de un cachorro?, como si el animalito (que esta muy lindo eso si) tuviese humanidad y su felicidad estuviese ligada con un proyecto de vida. no estoy en contra del antropomorfismo, es necesario para levantar los autos en nuestra especie, pero en la calle hay tantos niños que no tienen un abrazo el día de hoy... que quizás al sentirce parte de una foto, pensarían a futuro que podrían llegar a ser alguien importante en esta vida. Alguien que no abandone los cachorros en la calle por irse a tomar unas cañas.
    aust.

    ResponderEliminar
  2. Hola Augusto:
    Es uno de mis “defectos”: querer demasiado a los animales. Ya me he buscado buenas discusiones con amigos por eso… Pero tienes razon, por supuesto. Aquí donde vivo no he visto niños en la calle, como los vi, por ejemplo, en Mexico, pero cuando vaya a otras ciudades estare al tanto…
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Pelusa:
    Ser sensible con el planeta y todos sus cohabitantes no es un defecto, es un gran don. Yo personalmente envio no tener esa sensibilidad directa con los animales, pero lo que tu haces, está por encima del bien y del mal; es lo que te gusta. Yo tambien cuando vea un perro que no me quiera morder, estaré al tanto...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Por eso ponia "defecto", asi, entre comillas, porque en realidad lo considero una de mis mayores virtudes. He convivido mucho con animales, y he aprendido tanto de ellos como de los hombres... solo hay que saber donde y como mirarlos. Y me apena sobremanera lo que le estamos haciendo a los animales, que en realidad no tienen como defenderse, al destruir el planeta... Por eso trato de poner mi granito en la conciencia medio-ambiental. Por supuesto que siento muchisimo tambien los miles de millones de niños sin hogar ni comida... y cuando he tenido a alguno de ellos cerca he hecho lo que ha estado a mi alcance en el momento para ayudarlo, ya sea dandole algo de dinero o de comida o lo que he podido...
    Los perros, en principio, nunca quieren morder a nadie. A mi nunca me ha mordido uno y desde niña para mi verlos y acariciarlos son dos acciones que me nacen casi al mismo tiempo. Pero bien se que reaccionan diferente frente a diferentes personas, por los movimientos hormonales o que se yo por que... Tu fijate bien y descubriras que no hay perros feos, y ni uno solo tiene maldad en los ojos... Lo siento, pero no podria dejar de "humanizarlos" ni aunque quisiera... jeje. Te invito a que visites otro blog que tengo, y que hoy pondre a la vista aqui... se llama "Mi Mundo Ideal", a ver que te parece.

    ResponderEliminar
  5. Ah! quizas soy de las que tiene una pequeña heroina dentro, pero creo que -a menos que seas alguien con suficiente solvencia economica (empresario...) como para dar grandes ayudas a otros paises mas necesitados, si cada uno de nosotros hace lo que esta a su alcance para ayudar al projimo, a los animales y en general el planeta (como el caso de las bolsas recicladas, por ejemplo), el mundo comenzaria a cambiar para bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Mi ultimo comentario por ahora...
    Lo que te decia anteriormente lo resume perfectamente la Madre Teresa con sus acciones... ella ayudo a todo el que tenia a su alrededor, y cuando otros extranjeros querian unirseles, les decia, "busca a Calcuta en tu ciudad".

    ResponderEliminar

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)