sábado, 24 de enero de 2009

Proyecto 365, dia 2. Remembranza.

Desde ayer empezaron a fortalecerse los vientos por acá, pero hoy han sido especialmente fuertes y problemáticos. Nuestro edificio amaneció sin electricidad, y luego nos enteramos de que el fallo no era solo aquí, sino en toda la ciudad, y también en las ciudades cercanas. Los trenes estuvieron detenidos todo el día; las tiendas cerradas y los guardias de seguridad bien apostados al lado de los cajeros automáticos… No tuvimos calefacción –por primera vez siento lo que es un día de invierno tradicional- ni luz… Lo que implico para nosotros olvidarnos de la comida caliente en todo el día. Todos los negocios a nuestro alrededor estaban cerrados, y nuestra cocina –una vitro cerámica eléctrica- inservible. Nada, que nos hemos conformado con cereal de desayuno, y en el resto del día pancitos, vegetales y frutas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)