En la piel de otros.

La verdad es que siempre me han gustado las biografias. Cuando era mucho mas jovencita que ahora :) me cayo entre las manos una biografia de Fouche escrita por Stephan Sweig, y quede fascinada. Desde entonces todo lo que encuentro de este genero es bien recibido, y leido con ansias.
Las biografias, a diferencia de la historia que solo te ofrece un vistazo a vuelo de pajaro sobre un mundo que fue y ya no es, te permiten meterte en la piel de alguien y vivir una epoca desde adentro. Puedes vibrar con el personaje, descubrir sus rutinas diarias, conocer nuevas ciudades, recorrer las calles a su paso, aprender como maneja sus relaciones, sonrojarte ante la primera declaracion de amor, indignarte con su furia ante las injusticias... En fin, puedes vivir otra vida a plenitud, pero en un sentido diferente al que se experimenta en el cine. Alli puedes identificarte con el personaje, pero desde el mismo momento en que su rostro esta bien definido en la pantalla y no puedes colorearlo - y rellenarle las mejillas- a tu gusto, la vivencia no deja de tener un cierto toque de alienacion.
Las novelas, incluso las historicas, te dan el gusto de recrear los personajes a tu conveniencia, sintiendote co-creador de la obra -aqui es donde agradezco que autores como J.K. Rowling le devuelvan la magia a los volumenes impresos-, pero nunca dejas de sentir la ficcion detras de las lineas. Y esto es apasionante mas, en comparacion con las biografias -las bien escritas, claro esta- donde la veracidad del personaje no te deja lugar a dudas y solo puedes dejarte envolver por su aura, es en cierto sentido limitante si lo que se busca con la lectura es revivir el pasado, conocer etapas ya idas en las que el hombre vivio de forma diferente a la actualidad, en las que tuvo que enfrentar el mundo y sus retos con muchos menos recursos que aquellos con los que hoy contamos.
Por eso creo que lo mejor, antes de sentarse a ver una peli o leer un libro, es tener claro que se quiere encontrar en esas horas que dedicaremos a estos placeres. De otro modo, mejor seria que perdieran su tiempo sentados frente a la TV, dejandose drenar el cerebro por lo que otro ha escogido para ustedes.
_____________________________
Y claro que estoy leyendo una biografia, y de las mejores que he encontrado en mucho tiempo. Estoy devorando la vida de Virginia Woolf, contada magistralmente por James King... Ya les contare sobre esto cuando avance mas en la lectura.

Comentarios