Primer día del año


Bueno, ya comenzamos el nuevo año. Y yo obtuve varios lindos regalos del primer día. Nos despertamos bien tempranito y con muchísima energía, de modo que nos vestimos, nos montamos en las bicis y nos fuimos a un parque que nos queda cerca para hacer un poco de taichi. En realidad esta práctica es ya una tradición para nosotros, que tratamos de comenzar el año siempre con un ejercicio de la voluntad...
Cuando llegamos al parque recibí una impresión hermosa y que me llenó de alegría: pude presenciar mi primera helada. No nevó, no ha nevado en todo el invierno aunque lo he estado esperando, como dicen los japoneses, "alargando el cuello todo lo posible", pero incluso así todo el parque estaba blanco, el césped blanco, los árboles blancos, el lago cubierto por una fina capa de hielo... ¡Qué lindo! Pocas veces he podido ver algo tan bonito como eso. Y la verdad es que quería compartirlo con ustedes.






Y por último, quería presentarles a uno de nuestros nuevos amigos...




video

Comentarios