De juegos y princesas...


Normalmente los videos juegos, según tengo entendido, son basados en alguna peli o en algún libro, o sencillamente son producto de la imaginación de su creador. Yo no sé mucho de esto, creo que lo único que jugué alguna vez en mi vida fue el Mario, y de eso hace años-luz, cuando se empezaban a conocer en mi barrio y por curiosidad. Pero como no me llamó demasiado la atención, para mí ahí terminó la aventura virtual. Sin embargo, me queda claro que es un mundo que ha evolucionado muchísimo, aunque no me atrevería afirmar que para el bien de la humanidad...
El hecho es que hace unos días estaba viendo la TV, y me encontré con un programa basado en un video-juego!!! Esto me sorprendió al principio y luego me divirtió bastante.
Era bien interesante, porque la localidad que escogieron para "realizar" el juego era un pueblo rural -parecía antiguo- de los que solían rodear a un castillo en la época feudal acá, templo y castillo incluídos por supuesto. La pantalla del televisor estaba confeccionada de modo tal que uno podía saber cuál era la ubicación de cada equipo, cuántos puntos acumulados tenían, cuántas armas de reserva, el tiempo que quedaba de juego y (a diferencia de los video-juegos) a cuánto iba ascendiendo la apuesta de los tele-espectadores.
Los jugadores se dividían en tres equipos (de cuatro personas cada uno): el rojo, el amarillo y el azul, y tenían varias misiones (todo como en un video-juego normal). La primera de ellas era encontrar a la princesa -cada equipo tenía una- y del éxito de esta misión dependía el resto del juego. Sin mucho trabajo cada cual encontró la suya, ataviadas con kimonos presiosos del color de su equipo que, sin mucha demora, cambiaron por jeans y t-shirts... La del equipo azul era una muchacha realmente muy bonita; la princesa amarilla era una chica no tan linda como la anterior, pero con cara de lista; y la princesa roja -que fué la última en ser encontrada, era una gordita bien simpática...
Esto fue toda una sorpresa para los jugadores del equipo rojo, quienes tardaron un buen rato en aceptar que aquella gordita era su princesa... La muchacha, un poquito triste al principio, decía: "Pero... la princesa es la princesa... acaso con eso no es suficiente??", mientras su equipo le decía a coro: "tú, cállate!!" Como no tenían otra opción, los jugadores del equipo rojo, aunque tardaron, terminaron por aceptar a la gordita y comenzaron a llamarla princesa. ´
Luego debían encontrar ciertos tesoros, rescatar a alguno que tomara preso el equipo contrario, proteger a su princesa -que recibía los mensajes de la próxima misión a través de su celular (en todos los casos rosado y con adornitos colgando)... En fin, un video-juego "real", "normal", en TV.
No es que sea nada extraordinario, es solo que me pareció interesante y simpático y quería compartirlo con ustedes.

Comentarios