Triste septiembre en MEXICO

"¿¿Que le paso a los mexicanos este año??"- le pregunte a un amiga y me respondio, laconica y tristemente: "Entre las elecciones, el reguero electoral, los seguidores de AMLO, el aumento de la violencia... la gente prefiere salir de la ciudad."
Eso es una gran pena. El año pasado fue mi primer septiembre aqui, y era contagiante la felicidad de los mexicanos, su orgullo nacionalista, la alegria... Habia banderas por todas partes, sus colores estaban en las puertas de las casas, afuera de los negocios, en las cintas de los peinados de las niñas, en la ropa de la gente, en los autos, en la comida... Uno caminaba por cualquier calle y habia musica, alegria, petardos, y de noche fuegos artificiales, fiestas, sonrisas...
Es, repito, una gran pena que por politica, por un fraude electoral, por el capricho y el apego al poder, este pueblo se deje arrebatar de esa manera sus tradiciones. Porque septiembre es su mes patrio, y la Patria la componen todos los mexicanos, no solamente los politicos con sus bajezas y vilezas.
Es triste ver las taquerias cerradas cuando el año pasado no se daban abasto porque, en septiembre, no se come otra cosa que lo tradicional. Era una delicia sentirse inundado de los olores de la comida. ¡Que maravilla los Chiles en Nogada! ¡Y cuantas casas vacias este año! Cualquier pinche politico puede venir y revolverlo todo a tal punto que la gente inmediatamente prefiere salir de la ciudad, pasarse sus fiestas en algun rincon para vacacionar. Es siempre mas facil abandonar, no?
¿Donde esta el espiritu de aquellos niños heroes que defendieron una vez ellos solos el castillo de Chapultepec? ¿Donde quedo la magnificencia de aquel pueblo que construyo maravillas como las piramides? ¿Que paso con el alma emancipadora tradicional mexicana? ¿tiene que venir otra Doña como Maria Felix a recordarles lo que es ser mexicanos?
Yo no soy quien, estoy de acuerdo, para venir a arengarles con todo esto. No soy mas que una extranjera entre ustedes que a lo mejor no comprendo ni una minima parte de este pueblo, pero no puedo dejar de sentirme apenada. Los veo como uno de los pueblos mas fuertes, trabajadores, sencillos, hermosos que he conocido, y a mi, como cubana, me llegan bien cerca de mis fibras mas intimas. Y me apena que cualquier tonto les arrebate unas fiestas y un descanso que bien merecido se lo tienen.
¡Cuidate, Mexico lindo y querido, de caer en manos de cualquier politico y dejarte quitar tu felicidad por un capricho suyo! Se trata de unir, se trata de desarrollarse, se trata de ayudarse mutuamente... no de dividir y encapricharse. Son otros tiempos.

Comentarios