sábado, 2 de septiembre de 2006

Al fin!!

Al parecer, mis entradas a este diario van a ser menos frecuentes de lo que desearia yo misma, por lo menos por el momento. Pero esto, de alguna manera, me ha ayudado a liberarme por fin con el papel, el lapiz y las ideas.
Afortunadamente, y no se debido a que exactamente, a principios de la semana pasada me sente a escribir y aun no he parado.
Termine un cuento que me encanto. Me gusto el tema, fue un placer hacerlo y otro, aun mas grande, ver la reaccion de mi esposo al leerlo. Se rio cuando se suponia que debia hacerlo, y se entristecio al final, justo cuando era necesario. Termino diciendome que por primera vez habia escrito algo que el consideraba publicable.
Y luego, como en las manos y en todo el cuerpo me hormigueaban aun los deseos de escribir, empece algo mas, que no se si parara en un cuento o se extendera un poco mas. Sigue siendo placentero el hecho de escribirlo y eso es un termometro muy particular para saber que va quedando bien.
Si termino haciendo algo con ellos, o no, ya se enteraran lo antes posible.
Los quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)