viernes, 26 de mayo de 2006

sobre qué más?


Bueeeenoooo..., yo tambien me fui a ver la tan comentada peli.
Mi opinión? Buena, yo creo que mejor que el libro, que me parecio un poco (bastante) mal escrito. El tema para mi no era nuevo, ya habia escuchado sobre eso en Cuba. Pero igual me parece interesante el por qué ahora sale a la luz pública, y taaan evidentemente. Algo se debe estar moviendo por detrás, algo de lo que nosotros, simples mortales sin dinero abundante, no tenemos ni la mas remota idea.

jueves, 18 de mayo de 2006

Adoro correr!!!

Ayer nos fuimos a correr, mi esposo y yo, a un parque deportivo que hay cerca de casa. Y una vez mas me sorprendí de lo increiblemente adaptable, entrenable, flexible... que es el cuerpo humano.

Recordé cuando empezamos a correr aqui, en Ciudad de Mexico, a 3000 pies de altura. Corrimos creo que unos 100 metros y yo estaba taaan cansada que el regreso lo tuve que hacer caminando, y deteniéndome cada dos pasos para recobrar el aliento.

El segundo día hicimos más o menos el mismo tramo, pero en el regreso (que ya lo intentaba hacer tambien corriendo) nos encontramos a una señora que lleva a pasear alli a sus perros. Siempre que la veo, hasta hoy, me quedo embobecida mirando sus mascotas preciosas, y ya hasta me vienen a saludar (los perritos, claro está). A la señora tambien la saludamos con cariño siempre que nos encontramos.

Lo cierto es que aquel segundo dia de correr, lejos de alegrarme de ver a los perritos, le dije un par de improperios a la señora porque, según yo, ella estaba atravesada en el camino. y luego de esto ya no pude retomar elritmo que traia corriendo y tuve que detenerme nuevamente... (Ese dia cuando regresamos mi esposo me hizo ver que todo el cansancio que experimentaba me hacia sentir tan mal que se lo descargue a quien primero se cruzo en mi camino: la pobre señora.)

Y asi pasaron los dias... unos mejor y otros peor, aumentando poco a poco la distancia que corriamos hasta que nos aventuramos a darle una vuelta completa a lo que llamamos una pista, y que no es mas que un camino entre los arboles que han ido marcando otros que, como nosotros, se van ahi a hacer ejercicios. Aquello a mi me parecio toda una proeza, fueron 10 minutos completos corriendo, sin parar!!! Para quien no ha corrido nunca, como yo, era mas que suficiente...

Pero le seguimos aumentando, y un dia me sorprendi contandole a una amiga que estaba corriendo cerca de media hora diaria. "Orale!"-exclamó ella, mexicana hasta los tuetanos a pesar de que por su apariencia se podria decir que es europea.

Para ese entonces el hecho de correr habia cambiado completamente ante mis ojos. Ya no era algo que no pudiera hacer, algo lejano, sin sentido. Se habia convertido en un reto, del que disfrutaba muchisimo, y del que ya habia empezado a ver buenisimos resultados: estaba bajando de peso, respirando mejor, ya subia la pequeña pendiente que separa nuestro edificio de la avenida mas cercana sin agotarme en el esfuerzo (de hecho, un dia, por pura necesidad y falta de tiempo, comprobe que la podia subir corriendo y llegar a la cima como si nada hubiera sucedido)...

Y le seguimos... Ahora, cada vez que aumentamos una vuelta a la pista, me digo a mi misma que con eso ya es suficiente, cedo con todo tipo de pensamientos deprimentes ante el cansancio, pero cuando llegamos a la pequeña cancha que nos sirve de punto de partida, me quedo corriendo un poquito mas, aumentando incluso la velocidad, y siempre termino con la impresión de que la siguiente vez podre hacer un poco mas de lo que hemos hecho hasta ahora.

Se lo debo, como tantas otras cosas, a mi esposo. El ya habia tenido este tipo de entrenamiento, y me ha ido guiando, alentandome incluso para que no deje de hacerlo... Ahora, cuando ya corremos poco mas de una hora y diez minutos, y le damos unas 7 vueltas a la pista, me comento, como respuesta a mi pregunta: "Para ser fondista (corredora de fondo) debes hacer como hora y media. Cuando lo logres estaras en lo peor del entrenamiento real del atleta. Ese sera el principio". ¡¿?!

lunes, 15 de mayo de 2006

Recomendación (de libros e inquietudes).


Bueeeno, me terminé de leer un libro maravilloso, del que pongo aqui la portada (horrible, por cierto) que encontré en internet.
¿Cómo llegué a él? Mi esposo en una de sus charlas de introducción a la ciencia lo mencionó e insistió en que si alguien quería empezar a entender un poco de ciencia, y del hombre como ente investigador, no debía pasar por alto la lectura de este libro, cuyo autor es uno de lo mejores y más amenos divulgadores científicos, Carl Sagan (se acuerdan de la serie Cosmos?).

Yo pregunté en una o dos librerías, pero los precios de los libros en este país son elevadísimos, y no podía ni soñar con comprarlo. Pero un día, cuando iba hacia el trabajo, paré en la estación del metro en uno de los kioskos de venta de libros, solo para ver un poco, por si encontraba algo interesante... y ahí estaba, a solo 25 pesos!!!

Estos kioskos son una de las cosas más interesantes que me he encontrado en este país. En la entrada de casi todas las estaciones de metro (medio de transporte que aqui solo toman los mas pobres -alguien me explico que, a pesar del trafico dantesco que hay en esta ciudad, bajar al metro, unico via de transportacion realmente rapida, es considerado por la gente de clase media y alta algo degradante- y cuyo precio es muuuy módico) te encuentras estos kioskos con ediciones nuevas, aunque no puedo decir que excelentes, de casi todos los clasicos de la literatura, la filosofia, el esoterismo, la literatura infantil... y de casi todo lo que uno quiera leer. Los precios de estos libros oscilan entre los 10 y los 60 pesos, realmente muy baratos, teniendo en cuenta que hoy dia un dolar americano se cambia por 11 pesos mexicanos. No olvidar que estoy hablando de CLASICOS... No se va a encontrar ahi ninguno de los libros que más de moda están, como los de Harry Potter, o los de Dan Brown...

Asi he encontrado verdaderas joyitas en estos lugares. Ya han pasado por mis manos los Dialogos de Platón, Alicia en el pais de las maravillas, Alicia en el pais del espejo, Demian (de Herman Hesse), El lobo estepario (del mismo autor), Ecce Homo (de Nietsche), Etica Nicomaca (de Aristoteles), Ensayo sobre lo bello y lo sublime (de Inmanuel Kant)... y ahora Los dragones del Eden, de Carl Sagan. Y la de libros que aún no he podido comprar, por falta de dinero y de tiempo, porque la verdad es que deseos no me faltan!!!

Y me complace mucho ver que no soy la única. En el metro - digo yo que gracias en gran medida a este trabajo de promocion cultural que realizan estos kioskos tan bien situados, en el medio justo del pueblo - he visto gente de todas las edades leyendo los mas disimiles libros... Cosa esta que en Cuba ya no se ve con la frecuencia que se veia antes, la verdad. Yo creo que alla la gente tiene que emplear tanto tiempo en pensar como satisfacer sus necesidades mas primordiales, que ya le va quedando muy poco tiempo y energía para leer e interesarse por cosas un poco menos mundanas...

Sobre el libro de Carl Sagan, reafirmo que es una maravilla. Y lo recomiendo de todo corazón.. Lo deja a uno con muchas dudas, le hace nacer inquietudes, y le sugiere problemas que deja sin resolver... Y yo creo que todo esto constituye una de las mayores virtudes del libro: No dar todas las respuestas, para que el interes investigativo siga buscando.

domingo, 14 de mayo de 2006

Chapingo y los frescos de Diego en imágenes











Estas son dos imagenes del edificio principal de la Universidad Autónoma de Chapingo, y en la primera puerta a la izquierda del torreón derecho se encuentra la capilla pintada por Diego Rivera, y arriba están algunas imágenes de los frescos, aunque no se ven del todo bien, y no logro organizarlas como quiero, pero por lo menos pueden tener una idea de lo que tanto he hablado.

viernes, 12 de mayo de 2006

De perros y torturas


Hoy estaba mirando por la ventana de mi apartamento, y vi algo horrible, aunque no inusual en esta ciudad.
Un niño tenía a un perrito amarrado a un poste de electricidad, y con un cinturón estaba golpeando el poste, justo sobre la cabeza del pobre perrito que, por supuesto, estaba aterrorizado y ya histérico, ladrando sin parar y tratando de morder el cinturón. El niño no estaba solo, estaba con un adulto, y ambos se reían mucho cada vez que el pobre animal quedaba temblando por un golpe propinado al poste. Luego salió una muchacha adolescente de la tienda cercana, y se quedó mirando lo que le hacían al perro y... terminó riéndose junto a los otros dos!!!
Yo no dije nada, solo miré desde mi ventana hasta que la cerré para no escuchar mas los aullidos del animalito. NI una sola vez, mientras yo miraba, le dieron golpes al animal... Pero nadie me puede negar que lo que hacían es uno de los tipos de tortura más crueles que pueda existir.
Yo no dije nada...
Ya antes, en otra ocasión sí dije, protesté, grité desde mi ventana, y luego bajé a decirle toda clase de improperios al dueño de la tienda (la misma al lado de la cual hoy torturaban al perrito). Pero no conseguí nada.
En este lugar, como en todas partes (pienso yo) hay muchos perros callejeros. Son sucios y malolientes, como todos los perros callejeros, pero, también como todos los perros, tienen ojos nobles y agradecen sobremanera cualquier palabra cariñosa, aulqueir caricia, o cualquier bocadito de comida que se les de. Y frente a esta tienda había dos perros hermosos, a los que el dueño de la tienda ni miraba. Puedo apostar que nunca les dio comida, ni siquiera los bañó alguna vez. Pero un día, uno de los perros desapareció.
"Lo regalamos"- me dijo el señor (si se le puede llamar así) en respuesta a mi interés sobre el paradero del perro. Y ya no lo volví a ver.
Y otro día, en la mañana, siento al otro perro (un perro grande, blanco y amarillo, que pasaba todo el día acostado sin chistar) ladrando y gruñendo como loco. Me asomo a ver qué pasaba, y estaban acosando al perro unos hombres que finalmente lograron enlazarlo y montarlo en su carro-jaula. Ese fue el día que les grité por la ventana: "¿Y adonde se lo llevan?!!". "A la perrera"- me dijo el del carro-jaula- "El dueño ha donado a este perro para..."
No lo dejé terminar. Bajé corriendo... "¿Para qué ha donado a este perro que ni siquiera es suyo? ¡¿Para que se lo echen como cena a los leones en el zoológico?! ¿Con qué derecho se deshace usted de un perro al que ni siquiera ha mirado en toda su vida?..."
Bueno, al final no conseguí que no se llevaran al perrito. Pero terminé diciéndole al señor que ya no fuera tanto a misa, que era por gusto, porque los perros son también seres vivos, y que él ya tenía, con éste, dos asesinatos sobre su conciencia, así que no era ni remotamente posible una visita al cielo cuando se muriera... "¿Y sabe qué? Va usted a tener la misma muerte que le ha dado a estos animales, porque en este mundo todo se paga!!"- le escupí las palabras en su carota asombrada, y me fuí, seguida de mi esposo que había bajado tras de mi, según él, para cuidar que no me hicieran nada.
.......................
Hoy reviví todo lo que pasó aquel día con el perro amarillo, y por eso decidí que era mejor no decir nada. "Total - pensé- a estos no seré yo quien los cambie."
Si torturan así a un perrito solamente para divertirse, o se deshacen de ellos como si fueran ropa vieja... ¿qué se puede esperar de ellos? ´Si los niños ven ese ejemplo en los adultos... ¿qué otra cosa se les puede pedir?

domingo, 7 de mayo de 2006

Mundo diferente

Bueno, hoy de nuevo nos fuimos a Texcoco. Ya no voy a contar más sobre esto, porque además de disfrutar e intensificar las emociones e impresiones ya experimentadas en las ocasiones anteriores, no hubo mucho de nuevo. Salvo...
Salvo todo lo que nos contaron sobre los últimos movimientos populares que han tenido lugar en ese lugar, y que tienen que ver directamente con los estudiantes de la Universidad Autónoma de Chapingo. Yo no entendí del todo bien, porque no me dieron todos los datos, pero ya había escuchado de un "problema" que hubo en otro pueblo que se llama Atenco.
El comienzo aparente, el detonador esta vez, fue que el 3 de mayo, unos vendedores de flores salieron a vender (me dijeron que con licencia) fuera de un mercado. La policía llegó, los reprimió y tomó a muchos presos. Pero la cosa no paró ahí.
En el fragmento que pongo debajo no aparece nada del subcomandante Marcos, pero creo que él estuvo también por ahí, y dejó aldeaditos los ánimos.
A mí en lo particular me impresionó mucho todo esto, sobre todo por verme en el lugar, en la universidad, de la cual salió hoy mismo en la mañana una marcha en apoyo a los presos y contra la represión policial. Esto yo nunca lo había visto en mi vida.
Para mí, este es un mundo completamente diferente. Son valientes los mexicanos.

Aqui reproduzco fragmentos de la noticia como salio en Internet:
San Salvador Atenco, Estado de México, 5 de mayo de 2006.- Alrededor de 400 detenidos -de los cuales sólo 109 han sido reconocidos y entre los que se encuentran tres heridos-, 18 desaparecidos y 5 mujeres violadas, se suman a los cientos de heridos, además de un joven asesinado como consecuencia de la brutal represión policíaca en contra de vendedores de flores de Texcoco y campesinos de San Salvador Atenco, perpetrada por la policía municipal, estatal y federal a partir del 3 de mayo. Estos datos fueron enviados a los miles de manifestantes que marcharon esta tarde en solidaridad con los pueblos de Atenco y Texcoco, por la presa política Gloria Arenas Ajís, desde su estrecha celda del penal de Santiaguito donde fueron trasladados la mayoría de los detenidos.
La angustia, el coraje y la indignación de miles de personas después de la violenta represión en contra de los productores de flores e integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), estallaron esta tarde en una larga marcha de protesta que partió de la Universidad de Chapingo hasta llegar a San Salvador Atenco. Las muestras de solidaridad también fueron expresadas por los manifestantes a través de consignas: “¡Atenco, hermano, el pueblo te da la mano!”, “¡Atenco, escucha, el pueblo está en tu lucha!”, “¡Atenco no es cuartel, fuera ejército de él!”, “¡Al pinche gobierno, no le gusta nuestro modo pero aquí se chingan: Atenco somos todos!”.
Sin contener las lágrimas varias mujeres campesinas de Atenco salieron a la carretera para aplaudir a la multitud que no cesaba de gritar “¡Jus-ti-cia !, ¡Jus-ti-cia ! , ¡Jus-ti-cia !” y “¡No están solos !”, “¡No están solos !”
Eran miles de personas, algunos calculan que rebasaban las seis mil, quienes de diferentes partes del país, sobretodo de las ciudades vecinas como el Distrito Federal, se movilizaron en apoyo a los pueblos de Texcoco y Atenco. Aparte de la delegación de la Comisión Sexta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), encabezada por el Subcomandante Insurgente Marcos, marcharon por la carretera Lechería-Texcoco, cientos de estudiantes de la Universidad de Chapingo, de la Universidad Nacional Autónoma de México (se veían contingentes de varias facultades y de los Colegios de Ciencias y Humanidesdes –CCH´s-) y del Politécnico Nacional.
También marcharon por más de tres horas, integrantes de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ), el Frente Popular Francisco Villa Independiente (FPFVI), el Frente Nacional Campesino (FNC), la Coordinadora Nacional Plan de Ayala y la Promotora Nacional Contra el Neoliberalismo, entre muchas organizaciones más.
Desde la prisión, Gloria Arenas, acusada de pertenecer al Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), envió un comunicado en el que considera que la represión desatada en contra de los dos pueblos del valle de Texcoco es una agresión directa contra La Otra Campaña y el movimiento civil y pacífico que encabezan las diferentes las luchas locales, enlazadas a través del recorrido de la Comisión Sexta del EZLN desde que salió de Chiapas en el mes de enero.
El Delegado Municipal de Atenco, fue el primero en tomar la palabra durante el mitin. Fue directo: “no estamos de acuerdo con que (los policías) entraron a las casas, destrozando las cosas; golpearon a las señoras y no tuvieron respeto por los niños”.
Otro vecino de San Salvador Atenco, narra indignado durante una conversación en la calle, que el 4 de mayo, desde las 7:00 de la mañana, unos 3 mil agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP) y de la policía estatal, irrumpieron violentamente en varios domicilios de Atenco. En el operativo participó un helicóptero que sobrevoló casi a ras de las casas y en el que viajaba un hombre enmascarado que era quien señalaba los domicilios a los que ingresaron por la fuerza.
Este vecino viajaba en una bicicleta pero al percatarse del peligro que representaba continuar su camino, regresó a su casa y desde el techo presenció la salvaje golpiza que los policías propinaron a un grupo de estudiantes que se refugiaron en la casa de enfrente.
Relata que eran unos 20 jóvenes, al parecer, universitarios que habían acudido al auditorio zapatista que tienen los atenquenses en el centro del pueblo para manifestar su solidaridad con los agredidos. Se presume que los jóvenes planeaban correr hacia un lote baldío que hay detrás de dicho domicilio. Sin embargo, unos 50 elementos policíacos rompieron la puerta de la casa, introduciéndose violentamente.
Sacaron a todos los jóvenes, hombres y mujeres y los tiraron al piso, cubriéndoles el rostro con sus propias camisetas. Algunos los mantuvieron en cuclillas. A todos los formaron en línea. Uno de los policías comenzó a contarlos golpeándoles la cabeza con una macana. Al terminar decía: “¡Ay, me equivoqué, vuélvelos a contar !”, indicándole a su compañero que repitiera la operación para que al final, el otro también expresara que no sabía contar y que debería ahora contarlos en orden descendiente, golpeándolos con toda su fuerza y saña. Los detenidos, sobretodo las jovencitas, pedían a gritos que cesaran los golpes pero en lugar de hacerles caso, los policías los pateaban sin piedad, gritándoles: “¡Cállense, cabrones revoltosos!”.
“A muchos ya los habían desmayado y los seguían golpeando”, lamenta el vecino quien calcula que este operativo se prolongó hasta las 2:00 de la tarde. “Si hubiera llegado el número de gente que llegó hoy, hubiéramos salido todos de nuestras casas pero éramos muy pocos. Además, cuando los policías vieron que nosotros éramos testigo de lo que estaban haciendo, nos apuntaron con las pistolas de gas lacrimógeno y nos ordenaron que nos metiéramos porque de lo contrario iban a venir por nosotros”.
La fuerza bruta de la policía enmudeció temporalmente este pueblo. Muchas casas y negocios destrozados mantienen las puertas cerradas. Durante el acto donde concluyó la marcha, una mujer de edad avanzada, se quejó sollozante de la barbarie cometida por los policías bajo la orden de los gobiernos de los tres niveles, pues su hijo se dirigía a trabajar cuando fue detenido, al igual que muchos de los que hoy se encuentran encarcelados. “Las madres sufrimos. Tenemos coraje y dolor”, estalló otra mujer quien dijo que su hijo solo salió a ver lo que ocurría en la calle cuando se lo llevaron.
A parte de realizar movilizaciones de protesta que contemplan marchas y bloqueos de carreteras en todo el país, varias organizaciones realizarán plantones enfrente de la cárcel de Máxima Seguridad de Almoloya de Juárez, donde se encuentra detenido el dirigente del FPDT, Ignacio del Valle, así como frente a las instalaciones de la prisión de Santiaguito donde hay cientos de detenidos más.
A los canales televisivos de Televisa y TV Azteca, quienes únicamente transmitieron imágenes de los policías golpeados, dando una impresión de que éstos eran víctimas de la “irracionalidad” de los pobladores y cuyos presentadores de noticias incitaron y aplaudieron una intervención mayor de la policía, América del Valle advirtió: “su veneno no nos matará”.
La jovencita, sobre quien pesa una orden de aprehensión, agradeció desde algún lugar del país, “al pueblo de México”, la respuesta de solidaridad frente “a los criminales de arriba” de quienes demandó “la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos, la presentación con vida de los desaparecidos y que salgan todas las fuerzas policíacas de Atenco y Texcoco”.

jueves, 4 de mayo de 2006

Otro fin de semana entre Texcoco, el cine y un poco de literatura

Pues este sábado pasado nos fuimos de nuevo a Texcoco. Llegamos temprano, y como ya teníamos bien localizados el lugar en el que sería la conferencia, nos sentamos con un sabroso café bajo unos árboles muy cerca de una escultura a la Diosa del Maiz, una hermosa mujer (en el sentido antiguo, porque para los cánones actuales está un poquito pasada de peso) con una mazorca de maiz en su vientre...
Nos encontró uno de los profesores organizadores del curso, resultó que habían cambiado el lugar de la charla por uno, aparentemente más grande y mejor acondicionado. Hacia allá nos movimos, y ya había un buen número de alumnos esperando. Esto de alguna manera nos sorprendió, porque las charlas son los sábados, y para colmo, este lunes, Primero de Mayo era día feriado, por lo que mucha gente aqui se toma todo el fin de semana como un puente y se van a vacacionar a otros lugares.
Bueno, nos sentamos a conversar con los alumnos fuera del local, en espera de que apareciera la persona encargada de la llave para que lo abriera. Yo estuve hablando con una muchacha que me conto mucho de su tierra, cerca de la costa; y mi esposo con unos cuantos muchachos, uno de los cuales nos contó que su familia cultivaba aguacates hacía ya muchas generaciones. Pero los aguacates mexicanos no son ni en tamaño ni en sabor la mitad de los cubanos. Así se lo hicimos saber, y el muchacho se reía, incrédulo, y nos decía que él tenía que verlo con sus propios ojos para creer que un aguacate pudiera tener el tamaño que nosotros le contábamos.
Al final, luego de hora y media de espera, la llave no apareció y nos fuimos al antiguo local que, según nuestro parecer, no está para nada mal. La charla, como siempre, fluida, interesante y con buena respuesta del auditorio. Esta vez hubo varios profesores mas que la vez pasada, bastante interesados parecían.
Un día voy a transcribir aqui mis notas de estas charlas.
Cuando terminó, y luego de responder las preguntas de los alumnos, entramos nuevamente a la capilla de Diego Rivera. Ya digo que no es una experiencia para agotar en una sola visita. Hay que sentarse frente a aquellos frescos y dejarse deslumbrar por ellos... . Creo que no será la última vez que pasemos por allí. "Cómo le gustaría al profesor Alejo venir a este lugar!!"- comentamos antes de salir, y, agrego, a nosotros poder disfrutar de sus sabias observaciones...
Ya en la salida de la Universidad, nos topamos con el esposo de la profesora que organiza el curso, y nos invitaron nuevamente a comer algo tradicional... Nos llevaron esta vez a un tianguis, que es una especie de mercado sobre ruedas donde se puede encontrar todo lo imaginable y deseable a precios increíblemente bajos. Allí nos sentamos en el kiosko de un par de señoras muy agradables, que enseguida empezaron a llamarnos "paisanos".
"Estas son las mejores tostadas de por aqui"- nos dijeron, y yo creo que sí son magníficas. Se trata de las mismas tortillas de maiz, pero tostadas, como bien lo dice su nombre, a la que le untan una pasta de aguacate, le agregan cebollita y perejil picaditos, y encima le ponen el guisado de tu preferencia. Este día tenían un guisado de pata, cebiche de pescado y puré de papas sazonado. Nosotros probamos una de pata y otra de cebiche, la verdad que deliciosas.
Pero a los profesores no les bastó con esto, y nos trajeron unas quesadillas, que son las consabidas tortillas de maiz (practicamente omnipresentes en la comida mexicana), pero esta vez de maíz azul, rellenas con un hongo, de color negro, llamado Huitlacoche. Es el hongo que, según nos contaron, acaba con las cosechas del maiz. Entra en la mazorca y se la come. Pero los indios encontraron que tenía muy buen sabor, y, para completar, es extremadamente nutritivo. Yo estoy completamente de acuerdo. Tiene un sabor muy particular, sobre lo dulce, y puedo asegurar que luego de las dos tostadas y una quesadilla (se llaman así porque frecuentemente contienen queso que, al calentarse la tortilla doblada sobre el comal, se derrite dentro de ella, creando una mezcla deliciosa con cualquier otro ingrediente que se le ponga) de huitlacoche, estuvimos sin comer nada más en todo el día, sin sentir apenas hambre.
Y ya nos regresamos al DF, pero luego de la semana que habíamos tenido taaaan ocupada, decidimos darnos la tarde de descanso, y nos fuimos al cine. Solemos ir al Centro Cultural Telmex (así se llama), en el que no solamente hay un cine, sino también un teatro, y muchas tiendas donde venden los mas diversos articulos, desde ropa y zapatos, hasta las consabidas Mac Donalds. Generalmente comemos algo, o nos compramos una palomitas y un refresco para comer mientras vemos la película, pero este sabado ya no teníamos nada de hambre, así que nos ahorramos el refrigerio.
Entramos a Internet, para chatear un rato con la hermana de mi esposo, pero casi fue una torura china. La conección constantemente cesaba, o las maquinas se apagaban, o la electricidad fallaba..
La película, Bajos Instintos II, nos pareció buena dentro de su género. Nada totalmente remarcable, pero con muy buenas vistas de Londres, una buena trama bien lograda (aunque un poco enredada), y una buena actuación. Justo lo que necesitabamos para liberarnos de las tensiones acumuladas en el trabajo. A mí, particularmente, me interesó mucho que la protagonista fuera una mujer escritora, pero no me parece bien conseguir tema para un libro de la manera en que ella lo hizo... Opinión muy subjetiva, pero sincera.
Ahí casi casi que acabó nuestro fin de semana: el domingo, la clase de aikido, y el lunes (afortunadamente feriado) lo dejamos para estudiar tranquilos en casa.
..................................
En otro orden de cosas, ya termine el libro de Octavio Paz sobre Sor Juana Ines de la Cruz. ¿Mi opinión?
El libro: muy bien escrito y muy ambicioso (Sor Juana es casi un pretexto para darnos una inmejorable panorámica por la sociedad, la cultura, las costumbres y los personajes de aquella época, siglo XVII, en Mexico).
Sor Juana: hermosa mujer, valiente, un poco narcisista, lamentablemente limitada por su época. Luego de una vida envidiable de lucha por defender su derecho de amar al saber, cedió ante toda la presión social que se había acumulado sobre sí durante 25 años, y terminó como una fanática religiosa, azotándose, martirizándose hasta la muerte. Renunció al mundo del saber, y con eso terminó su vida. Lo demás era solo carne, sin espíritu.
Epílogo

“No es bueno de este modo te apoltrones”
dijo el maestro, “que entre seda y pluma
no se va de la fama a las regiones.

Quien entre el ocio su existir consuma,
No dejará mas rastros en la tierra
Que humo en el aire y en el agua espuma.

¡Arriba, sin cansancio, como en guerra
triunfa el alma luchando por la vida,
si vence el flaco cuerpo que la encierra!”

(Infierno, Dante)